La familia de Fernando Ramírez, un joven de 22 años que en la tarde del último martes sufrió un grave accidente en su motocicleta en un choque con una camioneta en la esquina de Garibaldi y Cabrera, necesitaba con urgencia un halo cervical con chaleco y llave que le permita a los profesionales médicos poder operarlo y así tratar de recuperarlo, el cual fue conseguido este jueves.

El joven permanece sedado en la terapia intensiva del Hospital Iturraspe y precisa de este aparato para evitar movimientos que puedan afectar dos de sus vértebras, que se encuentran fracturadas por el choque, informó su familia.

"Está grave, en terapia. Tiene brazos, mano y dedos fracturados. Tiene traumatismo y fractura de cráneo y dos vertebras fracturadas. Hay que operarlo con urgencia porque esas dos vertebras quebradas son muy peligrosas y él quiere despertarse, pero es muy peligroso que se mueva y por eso necesita tener el chaleco para que lo puedan operarse y despertar", explicó su hermana Stefanía.

El accidente

Fernando sufrió un grave accidente aproximadamente a las 14 de este martes 29 de agosto, cuando circulaba por avenida Garibaldi y en la esquina con Cabrera ocurrió la colisión con una camioneta Chery Tiggo color blanca que manejaba una mujer por esta última calle. A raíz del impacto fue trasladado por un servicio de emergencias al Hospital Iturraspe, donde permanece internado en grave estado.