En la madrugada del pasado domingo, dos automóviles protagonizaron un grave accidente de tránsito en barrio Sarmiento. Colisionaron un Fiat Uno conducido por Maximiliano Díaz, de 23 años, quien estaba acompañado por Marcos Corvalán, de la misma edad, y circulaban por Sáenz Peña de oeste a este. Al llegar a la intersección con Ingenieros se produjo el choque con un Dodge 1500 conducido por Ramón Heredia (61) quien se dirigía en compañía de su hija Tiziana, de 12 años.

La niña sufrió traumatismos varios y lesiones de carácter leve y su papá Ramón se llevó la peor parte al sufrir lesiones de carácter reservado. Por su parte, Corvalán solo tuvo escoriaciones y Díaz un traumatismo de cráneo.

La Justicia investiga si el Fiat Uno venía corriendo una “picada” con otro auto y trata de dilucidar a la velocidad que circulaba. Para ello, la próxima semana llegará a la ciudad un perito en accidentología vial para tratar de determinar cómo se produjo este choque.