Se conmemora este 6 de noviembre el Día del Trabajador Bancario en honor a la fundación de la Asociación Bancaria (AB), que ya tiene 97 años de vida y que surgió ante la necesidad de organizarse sindicalmente para conseguir uno de sus primeros logros: reducir la jornada laboral que se extendía -en ese entonces- hasta 12 horas.

“Fue gracias a nuestros antecesores que lucharon para organizar un sindicato fuerte y empezaron a lograr diversas conquistas”, afirmó Francisco Muratore, sanfrancisqueño que integra actualmente el secretariado nacional de AB en el rol de prosecretario de Acción Social y Deportes, cargo que ostenta hasta el mes de diciembre cuando se renueven las autoridades y pase a ocupar el Prosecretaría de Derechos Humanos, Género e Igualdad.

Muratore destacó las conquistas logradas a lo largo de todo este tiempo, entre ellas que la fecha vuelva a ser declarada como feriado nacional con la democracia, lo que había sido eliminado por el último gobierno militar. También subrayó lo obtenido en paritarias, la gratificación económica que reciben los trabajadores en su día y agradeció a los trabajadores por su empeño durante la pandemia.

- ¿Cuál es el escenario en que se celebra un nuevo Día del Trabajador Bancario?

- Nos encuentra bien firmes, con una gratificación por este día que arranca en cien mil pesos y que según la categoría y la antigüedad de cada trabajador puede superar ese monto. También hemos logrado buenas negociaciones en paritarias. La contracara es que venimos de una situación muy difícil con la pandemia, donde fuimos trabajadores esenciales y muchos compañeros fallecieron a causa de esta enfermedad. Pero estamos orgullosos de haber acompañado a la ciudadanía en ese duro momento.

- ¿Qué obtuvieron en las últimas paritarias?

- Nuestro salario de octubre tiene ya incorporado el último 7% (acumulando un total anual del 43%). Pero queda una revisión para diciembre próximo en caso en que la inflación acumulada del año supere el 43%.

- ¿Por dónde pasan las preocupaciones?

- Se aceleró con la pandemia la tecnificación de la mayoría de los bancos, vemos con preocupación lo que pasa en algunas empresas bancarias, como en Santander que pretenden cerrar cien sucursales en todo el país, lo que significaría varias pérdidas de puestos de trabajo. Estamos luchando para que eso no pase y que se mantenga el poder adquisitivo de los trabajos. Esto último está a la vista año a año logrando distintas paritarias donde no hemos perdido con la inflación.

- El Banco Nación reanuda el próximo martes la atención presencial plena: ¿es el objetivo para todas las empresas?

- Vemos que los bancos se aprovecharon de la tecnificación y hemos solicitado desde la Bancaria volver a la normalidad ya que con la vacunación mejoró mucho la situación sanitaria. Banco Nación dará el puntapié y ya no atenderá mediante turnos. Desde el mes de diciembre sería algo general para todos los bancos y por eso estamos pidiendo la vuelta de los trabajadores a las sucursales. La gente pretende que se la atienda de la mejor manera. De todos modos los canales digitales seguirán abiertos.

- ¿Respecto al escenario político actual, la campaña y los proyectos que están dando vueltas y atañen a los trabajadores qué piensa?

- Vemos con preocupación este proyecto que habla de la eliminación de las indemnizaciones y que se reemplace por un seguro que salga de un fondo del empleado. Ningún seguro de desempleo garantiza empleo como se promete. También intranquilizan las iniciativas que hablan de reformas laborales, que pregonan algunos candidatos, que significa lisa y llanamente menos derechos para los trabajadores.

- En diciembre habrá elecciones en la AB y Sergio Palazzo volverá a ser el secretario nacional tras un acuerdo: cómo define su gestión?

- Es el secretario general que puso de pie a la Bancaria, sin ninguna duda a equivocarme es el mejor sindicalista del país, demostrando con hechos y no palabras. Es un dirigente totalmente abierto, del interior (Mendoza), quien ya en su seccional entendía cómo funcionaba todo y les da participación a dirigentes del interior del país. Asimismo hemos conformando una lista de unidad donde el 14 diciembre habrá elecciones para renovar el secretariado nacional, el consejo directivo, los delegados para CGT. Logramos una lista con un 50 por ciento de mujeres y un 50 por ciento de hombres. No solo pregonamos la igualdad de derechos, sino que lo llevamos a la práctica.

- ¿Cómo describe el trabajo que se hace en San Francisco?

- La verdad que agradecido con la seccional San Francisco, a la conducción de Marcos Quaglino, Horacio Moreno, Carlos Panero, entre otros. Por otra parte, en poco tiempo vamos a reinaugurar el Polideportivo Luis Llaryora” gracias al aporte del secretariado nacional. Estamos poniendo en valor el predio que cuenta con canchas de pádel, de fútbol, pileta, quincho abierto y salón cerrado que fueron refaccionados con una gran inversión. Y en homenaje a compañeros le hemos puesto el nombre de Carlos Romero (dirigente gremial del Banco Nación fallecido a causa de covid) al salón cerrado y al quincho lo nombramos Jorge Sánchez, quien fuera secretario de previsión, también fallecido. En la sede de calle Pellegrini hicimos lo propio con la sala de reuniones que denominamos Silvana Cerutti, trabajadora de Freyre fallecida en accidente y al SUM lo llamamos Gustavo Blasi (también fue víctima del covid), quien supo ser secretario de Acción Social y Deporte del gremio, trabajador del banco Macro.

- ¿Cómo serán los festejos este sábado?

- Organizamos un festejo en salón de la Sociedad Rural, con más de 500 trabajadores que van a estar participando. Pero aprovecho antes a enviarles un fraternal saludo y que pasen un excelente día de descanso.