Siempre se quejaba de la inseguridad en el barrio, dijo un hijo de Margaría

Policiales 05 de agosto de 2015
"Siempre se quejaba de la inseguridad en el barrio", dijo un hijo de Margaría
Fabricio Margaría, uno de los hijos de Rolando Margaría, el hombre que murió el pasado 22 de julio después de ser apuñalado por un menor de edad en un intento de robo, aseguró que su padre "siempre se quedjaba de la inseguridad en el barrio" y que contaba con una perra protectora como medida de seguridad.

"Quiero creer creer en la Justicia, el crimen de mi papá no puede quedar impune”, aseguró Fabricio a La Voz de San Justo“Él no se sentía seguro, por eso siempre tuvo una perra como una medida de seguridad, ese animal era su protectora. Siempre se quejaba de la inseguridad del sector, del barrio, de los menores que siempre daban vueltas por acá. Se quejaba de que siempre algo le sustraían”, agregó el joven de 33 años. 

El hecho

Margaría fue atacado antes de las 7 de la mañana del pasado domingo 12 de julio, cuando salía de su vivienda para retirar su auto en Gerónimo del Barco al 3300. Allí el hombre fue sorprendido por tres jóvenes que le exigieron dinero y, al negarse, uno de ellos lo apuñaló en el abdomen y se dieron a la fuga. Herido, Margaría los persiguió en su auto y observó que ingresaron a una vivienda ubicada en Sargento Cabral al 700, en barrio Roque Sáenz Peña, y desde allí llamó a la Policía, que detuvo en ese momento a dos menores.

Margaría falleció en el Hospital Iturraspe diez días después. Los tres menores prestaron declaración ante la Justicia y dos de ellos hoy están detenidos.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar