Tren en Sunchales: "Aunque llegue a menos personas, son las que más lo necesitan" 

Más información 30 de septiembre de 2019
Así lo consideró el intendente de esa ciudad santafesina, Gonzalo Toselli, quien dialogó con El Periódico y explicó cómo fueron las gestiones para que la localidad vuelva a contar con el servicio ferroviario de pasajeros después de 22 años.
Toselli Sunchales
Toselli, durante la reapertura de la estación ferroviaria de pasajeros. - Foto: Municipalidad de Sunchales.

La ciudad santafesina de Sunchales vivió el pasado domingo un hecho histórico con la reactivación de su estación ferroviaria para el tren de pasajeros, que ya conecta a esta localidad con Buenos Aires y Tucumán, además de puntos intermedios como Rafaela, Rosario, La Banda o Ceres, entre otros.

El viaje inaugural, después de 22 años sin este servicio, convocó a una multitud en el marco de una gran fiesta en la que estuvo presente la Banda Municipal de Música, autoridades, vecinos, trabajadores ferroviarios, actores, una feria gastronómica y otras actividades que constituyeron todo un acontecimiento para la localidad.

Viajar desde Sunchales a Buenos Aires (Retiro) costará 435 pesos en tren, en su clase más económica. A modo de comparación, hacerlo en colectivo cuesta unos 2000 pesos. De Sunchales a Tucumán, 340 pesos en tren. A Rafaela, una ciudad con mucha demanda, apenas 30 pesos. Los pasajes ya se pueden comprar por internet.

Claro que si bien se trata de trenes modernos y cómodos, el servicio no es igual al de los colectivos. En primer lugar, la frecuencia de días y horarios es muy reducida. Y las velocidades de trenes y colectivos son muy distintas. Viajar desde Sunchales a Buenos Aires en la empresa Trenes Argentinos demanda unas 13 horas y a Tucumán nada menos que 18:30 horas. Con todo, la diferencia económica es muy grande y para muchas personas es una buena opción, sobre todo si se trata de viajes familiares.

Gestiones e inversión

Hasta ahora, el tren pasaba de largo en esta ciudad y desd este domingo volverá a parar en la estación cuatro veces por semana. El intendente de Sunchales, Gonzalo Toselli, explicó que además del pedido ante el Ministerio de Transporte de la Nación, hubo que coordinar con las autoridades de Trenes Argentinos, empresa que opera el transporte de pasajeros; y Nuevo Central Argentino (NCA), que tiene la concesión del transporte de cargas. 

¿Cuándo se iniciaron las gestiones y cómo se logró que finalmente el tren haga la parada?

Hace más de 22 años que el tren de pasajeros no se detiene en Sunchales y, en nuestro caso, ahora nos conecta con Tucumán y Buenos Aires. La gestión la empezamos más de tres años atrás con una presentación formal ante el ministro de Transporte de la Nación. Eso derivó en un expediente en Trenes Argentinos, que es la sociedad que integra el Estado y administra los trenes de pasajeros. Luego fuimos siguiendo el expediente y pudimos sumar unas tres mil firmas que se juntaron en nuestra comunidad. Hablamos con distintos referentes y también con representantes de Nuevo Central Argentino, que es la empresa que tiene la concesión para el transporte de carga y es muy importante articular con ellos para que se pueda definir la parada. Todo fue tomando forma en los últimos meses, cuando ya la parada se veía como algo real.

¿Fue necesario que el municipio tenga que hacer obras en la estación?

Sí, hubo que hacer algunas obras por parte del municipio y continuar la articulación entre Trenes Argentinos, Nuevo Central Argentino y la Municipalidad de Sunchales, hasta que hace dos semanas tuvimos una reunión muy importante con representantes de estas empresas y se confirmó la parada del tren después de 22 años.

Además de las gestiones municipales, ¿hubo participación de vecinos e instituciones?

SÍ, la gente se involucró mucho. Hemos hecho encuentros con la consigna simple de compartir información y dialogar respecto de nuestra estación de ferrocarril y de los trenes en general. Nos sorprende la convocatoria y la cantidad de personas muy interesadas en repasar nuestra historia vinculada al ferrocarril. La historia nuestra, como la de muchos pueblos y ciudades, está muy vinculada al ferrocarril. Basta con repasar que nuestra tercera y definitiva colonización fue en 1886, y la creación de la estación del ferrocarril fue al año siguiente. La mayoría de quienes vinieron a poblar nuestro territorio lo hicieron a través del ferrocarril. Los vecinos y vecinas nos cuentan una gran cantidad de historias sobre los viajes que hicieron. Hay muchísimo interés.

¿Cuáles fueron los principales escollos que hubo que resolver?

En primer lugar, era una definición que tenía que tomar el propio ministro de Transporte y que no era una resolución simple de tomar desde los burocrático. Por otro lado, para que el tren pueda parar había que resolver algunas cuestiones técnicas. El tren de pasajeros pasa por una vía que no es la cercana al andén, entonces hay que hacer un cambio de vías cada vez que el tren tenga que detenerse en Sunchales. Para eso se requiere un operario, que Trenes Argentinos no tiene en la ciudad. Se requirió una articulación con Nuevo Central Argentino, que no tiene la obligación de hacerlo. Y después, hay que construir un nuevo andén contiguo a la vía. Eso demandó muchas reuniones y búsquedas de acuerdo. Finalmente, va a operar la vía por un tiempo un trabajador de NCA y luego la Municipalidad va a construir un nuevo andén, para que en el futuro no sea necesario ese cambio de vías. También hubo que hacer mejoras en la estación, que la viene manteniendo el municipio, pero no tiene utilización frecuente y hubo que hacer trabajos de reparaciones y seguridad.

¿Hubo que reparar las vías en las inmediaciones a Sunchales?

No, no hubo que restaurar vías, sino solucionar lo del andén en la misma estación. El tren ya pasaba por Sunchales desde Buenos Aires a Tucumán, pero no se detenía. Nosotros teníamos que trasladarnos hasta Rafaela o Ceres, que está muy lejos. 

¿La inversión para este andén es posible para un municipio?

No es nada del otro mundo ni una inversión millonaria, pero estamos en un momento difícil para cualquier inversión. El andén tendrá 50 metros de largo por dos metros con sesenta, con unos 70 centímetros de alto. Es un esfuerzo del municipio que vale la pena porque notamos el interés de la comunidad. También vemos esto como una oportunidad para mejorar la estación y su entorno. 

Si bien la cantidad de personas que utilicen el tren seguirá siendo baja en comparación al colectivo, ¿cuál cree que será la principal ventaja para los vecinos de Sunchales?

El precio a Buenos Aires va a costar 435 pesos y un pasaje en colectivo está cercano a los dos mil pesos, para darse una idea de la diferencia. Y el viaje, más allá de que dura más tiempo, dicen que es muy placentero. Los coches son cómodos y es una gran oportunidad para nuestros vecinos poder transportarse a valores muy accesibles. Ese es el principal objetivo. La frecuencia no es la misma y el tren dura mucho más, pero lo más importante es que el valor del pasaje va a significar para algunas personas y familias ni más ni menos la oportunidad de hacer el viaje, sobre todo para quienes menos tienen y más necesitan la presencia del Estado. Aunque llegue a menos personas, son las que más lo necesitan. 

161209ARPA_MG_35277Vuelve el tren a Sunchales: ¿qué hace falta en San Francisco?

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar