Evolucionan favorablemente madre e hija quemadas en el rostro

Local 11 de septiembre de 2019
Así lo informaron desde el Hospital Iturraspe, donde permanecen internadas.
Consultorios Hospital Iturraspe

Rocío Dávila (21) y su hija Natasha de 6, evolucionan favorablemente de las quemaduras en su rostro provocadas durante un accidente doméstico ocurrido en la siesta del lunes en una vivienda de barrio Acapulco (Josefina).

Así lo indicó el director del Hospital Iturraspe, Valentín Vicente, quien en la noche del lunes intervino personalmente en el caso, decidiendo sus internaciones ante el reclamo desesperante de la familia, que había decidido llevarlas al Instituto del Quemado en la ciudad de Córdoba.

Vicente contó que la mayor de las mujeres sufrió quemaduras de primer grado superficiales y que en el caso de la hija de esta también, aunque también en alguna parte del rostro son de segundo grado.

“La menor está internada en pediatría, el cirujano plástico le hizo curaciones esta mañana (por el miércoles) y decidimos dejarla internada un par de días para controlar la evolución y evitar cualquier tipo de infección”, informó el médico.

accidente quemadurasUn accidente doméstico provocó quemaduras en el rostro a madre e hija

Accidente doméstico

El accidente ocurrió luego de que la madre terminara de limpiar el comedor de la casa y prendiera fuego la basura dentro de un hogar, sin percatarse que junto a ella había un “arrancador de motos” en aerosol, lo que generó combustión dentro de la casa, llegando las llamas a ambas mujeres.

“Mi hija limpiaba el comedor y tiene la costumbre de tirar la basura dentro del hogar; luego prendió fuego y no vio que había aun aerosol que es un arrancador de motor (producto altamente inflamable), eso agarró calor, explotó y tiró fuego adentro de la casa que saltó hacia la nena y le quemó la cara”, contó Natalia Spadachini, madre y abuela de las dos lesionadas a El Periódico

La mujer indicó que llevó en dos oportunidades a la menor al Hospital Iturraspe y que le dijeron que se trataba de quemaduras de primer grado, debiéndole lavar la cara con jabón blanco y darle Ibuprofeno para calmar el dolor. Sin embargo, la niña –aseguró- “lloraba del dolor”. Por ello pensaron en llevarlas a la ciudad de Córdoba. Sin embargo, desde la noche del martes se encuentran internadas en el Iturraspe.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar