Cayó un 11,3% el consumo interno de carne vacuna

Más información 07 de septiembre de 2019
Daniel Urcía, vicepresidente de Fifra, dijo que se registra una baja de 7 kilos por habitante, ubicándose en unos 51 - 52 kilos por persona. Lo atribuyó a la merma del poder adquisitivo.
Carne-Carnicería

Según un informe mensual de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), el consumo de carne vacuna cayó 11,3% en los primeros ocho meses del año, con una baja de 7 kilos por habitante al ubicarse, en promedio, en 51 kilos. En tanto que aseguran que las exportaciones crecieron un 41%.

Daniel Urcía, vicepresidente de Fifra, (Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas) dijo a Cadena 3 que “hoy tenemos un consumo que cayó notablemente después de aumento de precios en febrero y marzo”.

“Se venía recuperando y de hecho teníamos un relevamiento de precios en la segunda semana de agosto muy inferiores a los de marzo, pero luego de esta nueva devaluación ha caído nuevamente la segunda quincena de agosto”, advirtió.

“En términos históricos el consumo vacuno disminuyó y estamos en 51 a 52 kilos por habitante cuando a principios de año era de 56 o 57”, alertó.

No obstante señaló que “el consumo total de carnes es de 110 kilos, cuando uno suma la carne bovina, porcina y aviar; y sigue siendo récord”, aunque “se nota la disminución en el consumo de carne vacuna que nos lleva a sorprender”.

Par Urcía la gente cambia de la carne de vaca a la de cerdo, “fundamentalmente por el precio”. “En las evaluaciones que se hacen desde el Instituto de Promoción de Carne Vacuna sale que el consumidor tiene preferencia por la carne vacuna, pero ante el movimiento de precios busca alternativas hasta que se regularizan y luego lentamente retoma la carne vacuna”, precisó.

En cuanto al aumento de precios, indicó que “hoy la carne está más barata en términos de venta al público y a menor valor de lo que estaba en el 2011, pero lo que ocurre es que el poder adquisitivo de la gente se ha resentido”.

“Medido en términos constantes, la carne en septiembre está más barata que en cualquier mes”, planteó.

Por otra parte, sostuvo que esta caída del consumo se compensa con las exportaciones en valores absolutos, pero en las fábricas no es lo mismo. “Hoy tenemos la industria exportadora trabajando al 100% en su capacidad y las plantas de consumo con capacidad ociosa, pero hoy en números totales se está sosteniendo la actividad”, explicó.

Respecto a este último punto apuntó que “la actividad exportadora es creciente, donde el principal destino es China con más del 70% del volumen producido y con expectativas de superar el volumen de 2018, que fueron más de 600 mil toneladas y valores superiores a los 2 mil millones de dólares”.

Finalmente se mostró optimista en que en este mes de septiembre con las medidas de gobierno como el dinero adicional para empleados públicos y los descuentos en el sector privado mejoren el poder adquisitivo y el consumo de carne.

A futuro estimó que “el mercado internacional va a ser demandante” pero que una vez que el mercado interno tienda a recuperarse “va a seguir siendo el principal motivo de la producción de carne”.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar