Con el “cuento del corralito” hubo seis intentos de estafas en cinco días

Local 07 de septiembre de 2019
Desde las PASO y ante la incertidumbre económica por la devaluación del dólar, los casos se incrementaron: hubo al menos 25 en San Francisco y zonas aledañas.
cuento del tio

Desde que el gobierno de Mauricio Macri decretó el límite a la compra de divisa extranjera -el famoso “cepo cambiario”- el último domingo no solo creció la incertidumbre de los ahorristas sino también aumentaron las estafas telefónicas, en esta oportunidad con el “cuento del corralito”, una variante más del popular “cuento del tío”.

Durante la semana se registraron seis hechos de tentativas de estafas que receptó la fiscalía de Delitos Complejos, a cargo de Bernardo Alberione. Cuatro se concretaron y solo dos fueron advertidos por las víctimas, que en uno de los casos hasta ayudaron en la aprehensión de uno de los embaucadores. El otro terminó arrestado por la Policía, tratándose de una pareja de hermanos cordobeses.

El aumento de las tentativas de estafas no solo son un fenómeno de la última semana, sino que desde las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) -realizadas el 11 de agosto último- los delincuentes pusieron el foco en los depósitos en dólares y en la eventual conveniencia de los ahorristas de sacarlos del sistema financiero. Por ello los casos de tentativas de estafas se dispararon: hubo más más de 25 en San Francisco y zona (Freyre, Porteña, Brinkmann, La Francia, entre otras).

“Algo debe tener esta región para que esté en el radar de estos estafadores”, manifestaron fuentes judiciales de la fiscalía que dirige Alberione a El Periódico.

Los apuntados

Las principales víctimas de los "cuentos del tío" son los adultos mayores. Nuestros abuelos. Aunque el rango etario en los casos detectados en nuestra región empieza desde los 56 años en adelante.

Los embaucadores siempre llaman a un teléfono fijo, de día y en horario bancario. Y siempre buscan que sus víctimas no corten la llamada para evitar que puedan comunicarse con otros familiares.

zona bancos

Las fuentes judiciales se niegan a hablar de bandas especializadas, pero sí de grupos de dos o tres personas con una “impresionante” capacidad de sugestión.

En los llamados siempre fingen ser familiares, por lo que desde la fiscalía reconocen que hay una tarea de inteligencia previa. “Hola, tío ¿cómo andas? ¿Cómo no te acordás de mí? Te habla tu nieta, la más linda”. Son algunas de las frases más utilizadas por los estafadores.

Bombardeo de información

Los potenciales ladrones hacen uso de la sobreinformación de los medios para aprovecharse de sus víctimas: la devaluación y pérdida de valor del peso, la salida de circulación de algunos billetes, son todos datos de los cuales se aprovechan para descolocar a sus víctimas. El ardid de los últimos días fueron falsos anuncios del Gobierno o inexistentes pronósticos económicos como la medida de un nuevo "corralito bancario". Según las fuentes judiciales fue uno de los engaños más efectivos porque impactó de lleno en la memoria reciente de las víctimas.

“Al haber tanta información de la crisis, del cepo, el cambio de billetes todo esto genera confusión en los adultos mayores que terminan cayendo al engaño”, explicaron. A su vez reconocieron que dos compañeros de la fiscalía fueron blancos de posibles estafas, pero lo advirtieron y cuando intentaron extraer más datos de la voz en el teléfono se cortó la llamada.

Hasta el momento los detenidos en el último tiempo por este tipo de ardid son personas oriundas de ciudades capitales como Córdoba o Santa Fe. Se investiga si trabajan con algún “informante” local que suministra datos de cómo estaría integrada cada familia.

“Seguramente realizan un trabajo de inteligencia previa, porque si llaman haciéndose pasar por sobrinos o nietos es porque tienen conocimiento de cómo estaría formado el grupo familiar. Puede haber también algún ‘datero’ local. Tenemos que analizar los teléfonos para para saber qué comunicaciones pudieron haber tenido -con respecto al último caso en el que hubo dos estafadores detenidos-”, expresaron desde la fiscalía.

 El hombre que desconfió

El miércoles que pasó, Enrique, de 58 años, un vecino que vive en barrio Corradi, no cayó en el engaño de dos ladrones cordobeses. Con ayuda de su sobrina y un vecino lograron reducir a uno de ellos. El otro fue arrestado por la Policía tras una intensa y peligrosa persecución por las calles de San Francisco.

-Hola, tío ¿cómo andas? - había comenzado la llamada al teléfono fijo de Enrique.

-Me parece que vos te equivocaste de tío -contestó el hombre.

-No, no. Ando medio resfriado pero sí tío, adiviná quién soy. Hace mucho que no hablamos-, insistió la voz.

-¿Sos el Pablo?-, preguntó dudoso.

-Sí, el Pablito, tío, ¿cómo andás tanto tiempo? ¿Cómo andan tus cosas con la tía?

Así fue el comienzo de una conversación que por suerte tuvo un final feliz y terminó con dos hermanos cordobeses identificados como Sergio Alejandro Bagatello (34) y Tomás Alberto Bagatello (36) puestos a disposición del fiscal de Delitos Complejos Bernardo Alberione.

Más temprano ese día, habían querido estafar con el mismo argumento del “corralito bancario” a una pareja de adultos mayores domiciliados en pleno centro de San Francisco. La Justicia investiga si no estarían involucrados en varios casos más bajo la misma modalidad.

auto focus“Cuento del corralito”: habló el hombre que ayudó a detener a los estafadores

Del banco al colchón y otra vez al banco

El corralito aquella vez. El cepo más acá. Términos que sobrevuelan cada tanto en la cabeza de los argentinos cuando las crisis económicas se vuelven salvajes.

Tras los anuncios del presidente Mauricio Macri el pasado domingo, donde puso en vigencia nuevas restricciones cambiarias a través de un DNU, muchos ahorristas –sin demasiada información o con desconfianza inevitable- salieron a buscar sus ahorros y en gran medida. Al menos así lo confirmaron desde dos importantes sucursales bancarias de nuestra ciudad.

Eligieron el “colchón” para resguardarlos, lo que conlleva un riesgo dentro de las casas y para sus habitantes. Sin embargo, lentamente con el correr de los días de la semana los ahorros fueron volviendo a los bancos, acarreados por la estabilidad de la moneda extranjera que cayó casi 4 pesos tras las restricciones cambiarias que aplicó el Gobierno, cerrando a 57 pesos en el Banco Nación.

Llevar tranquilidad

Ricardo Sapei, vicepresidente del Banco Credicoop, explicó a El Periódico que hoy el sistema financiero “tiene un nivel alto de liquidez”. En el caso de la entidad bancaria que dirige, contó que tienen 1100 millones de depósitos en dólares y 950 millones de disponibilidad inmediata. “No hay riesgo de no devolver los depósitos en dólares, incluso con las medidas que acaba de tomar el gobierno de restringir el pago de los recibimientos de la deuda, hoy no hay riesgo de que un banco no pueda devolver los depósitos”, explicó llevando tranquilidad a los ahorristas.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar