UTN San Francisco recibió a un estudiante español

Educación 06 de septiembre de 2019
Oriundo de Málaga, el joven se encuentra realizando en nuestra ciudad prácticas de investigación en energía solar.
utn (2)
El Ingeniero Rodrigo Ocampo, la Téc. Graciela Dolce, el estudiante español Mario Ruiz Arroyo y el decano, Ingeniero Alberto Toloza.

UTN San Francisco recibió, días atrás, a un estudiante español que realizará sus prácticas estudiantiles en nuestra Facultad durante dos meses. Se trata de Mario Ruiz Arroyo, cursante de Ingeniería Industrial en Málaga, que llegó a nuestro país a través de la Asociación Internacional para el Intercambio de Estudiantes para Experiencia Técnica (IAESTE por sus siglas en inglés).

Ruiz Arroyo fue recibido por el decano de UTN San Francisco, Alberto Toloza, junto a la directora de Extensión, Graciela Dolce, y el Rodrigo Ocampo, quien coordina el área de Proyección Estudiantil de la Secretaría de Asuntos Estudiantiles.

El joven español explicó que durante el proceso de selección del que participó previo a llegar a nuestro país, las opciones incluían universidades de Asia, África y América. Es que el programa cuenta con rigurosos pasos a seguir que entre otras cosas incluyen la aceptación del estudiante por parte de la universidad, instituto de investigación o empresa oferente y viceversa. En este proceso cuentan los antecedentes académicos y los intereses personales.

“Pretendes ir a algunos sitios pero luego tienes que encajar en la rama que hayas elegido de Ingeniería, y en donde hayan proyectos que sean adecuados. De las opciones finales que me surgieron la que más se acercaba a lo que me interesaba era esta, por la energía solar fotovoltaica”, explicó Ruiz Arroyo.

El estudiante arribó a UTN San Francisco a raíz de su interés en la instalación piloto de paneles solares de nuestra Facultad, tema de su proyecto final de carrera. “Aquí hay una instalación piloto de paneles solares y precisamente mi proyecto final de carrera trata sobre la instalación de un panel solar fotovoltaica para aportar energía a una vivienda unifamiliar y para usarla para hacer una recarga inalámbrica de vehículos. Esa rama de la Ingeniería que es la energía renovable me llama mucho la atención. Al estar desarrollando ese proyecto pensé que venir acá me serviría de complemento para formarme más en un ámbito en el que yo también pudiera aportar algo”, manifestó.

Respecto a cómo se posicione España, su país de origen, en el tema, mencionó: “Hay muchísima instalación solar fotovoltaica. De hecho cada vez se permiten menos instalaciones solar fotovoltaica para el Estado pero no para el uso privado. Para uso privado puedes hacer una instalación solar fotovoltaica sin ningún problema. Al principio había un impuesto al que llamaban ‘impuesto al sol’ que nació porque con esa instalación estabas ahorrando mucha energía. Las eléctricas no recibían tanta facturación entonces el Estado, para compensar, puso un impuesto a la instalación. España tiene un motón de plantaciones solar fotovoltaicas y está bastante cubierta en ese sentido, toda esa potencia que genera viene del sol”, detalló.

Su experiencia con argentinos no será nueva debido a que, según sostuvo, en España tuvo la oportunidad de compartir tiempo con ellos. “En España hay muchos argentinos; he tenido mucho trato con argentinos como también con personas de Uruguay, Chile, toda Sudamérica. Hay colonias muy grandes en España de gente de Argentina”, apuntó.

En cuanto a su desempeño académico, contó que lleva finalizadas todas las materias y que le resta su proyecto final.

“La mayoría de los grados de ingeniería son de cuatro años. Terminas cuatro años y ya eres ingeniero y puedes empezar a trabajar. La ingeniería que yo estoy haciendo, que es Ingeniería Industrial, tenía un plan antiguo que era de seis años. Ahora se ha dividido en cuatro años de grado y dos de maestría. Tú haces cuatro años, eres ingeniero y puedes trabajar en todo menos creando tu propia empresa o tu propia oficina de Ingeniería. Ahí necesitas dos años de master y ahí obtienes las atribuciones profesionales completas para poder desarrollar la profesión de manera libre y autónoma. Yo estoy terminando el grado y me toca empezar el master. En concreto es el master de Ingeniería Industrial. Allí en España es como una carrera que engloba a todas, y te especializas en el último año de grado. Luego en el segundo año de master tienes distintos módulos de asignatura en los cuales buscas una orientación”, detalló.

Respecto a sus semanas en UTN San Francisco, explicó que en principio colaborará en la experiencia de la instalación piloto fotovoltaica y, además, en otras actividades de investigación y desarrollo sobre energía eólica.

“Es un objetivo que se cumple”

Sobre el final el ingeniero Rodrigo Ocampo, director de Proyección Estudiantil, destacó que si bien hubo numerosas experiencias de intercambios internacionales, desde 2015 no llegaba un alumno de otro país hacia UTN San Francisco.

“Desde ya estamos a disposición para que se sienta cómodo. Va a conocer a fondo Argentina, como él lo había soñado, esperamos que le sirva de experiencia”, subrayó.

Y finalizó: “Iaeste hace tres años que se viene abriendo ininterrumpidamente. Tuvimos la oportunidad de enviar a Emanuel Lescano a Colombia hace un mes y de recibir a Mario Ruiz Arroyo. Es un orgullo porque es un objetivo que se cumple”.

Sobre el programa

La Internacional Association for the Exchange of Students for Technical Experience (IAESTE) es  una organización internacional no gubernamental, independiente y apolítica que promueve un programa de movilidad internacional para la realización de prácticas profesionales para estudiantes en el marco de la cooperación Universidad-Empresa.

Sus principales objetivos son proporcionar a los estudiantes universitarios de especializaciones técnicas y científicas experiencia profesional en el extranjero relacionada con sus estudios, en el sentido más amplio, y promover el entendimiento y la buena voluntad entre los estudiantes universitarios de todo el mundo, actuando con independencia de sexo, raza, creencia o religión.

La asociación incluye a más de 80 países en todos los continentes, entre ellos Argentina.

Hasta el momento, más de 350 mil estudiantes en todo el mundo participaron de intercambios a través de ella.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar