Se denuncian 12 robos y hurtos por hora en la provincia

Más información 06 de septiembre de 2019
Entre enero y junio hubo 50.041 presentaciones por delitos contra la propiedad en toda la provincia de Córdoba. Las cifras son del primer semestre y fueron divulgadas ayer por el Gobierno sobre la base de registros judiciales. Los arrebatos callejeros, un gran problema.
robos

El delito en la provincia de Córdoba vuelve a tener cifras concretas: en el primer semestre del año se denunciaron 50.041 robos y hurtos en todo el mapa cordobés.

Si se compara esa cantidad con idénticos períodos de 2018 y de 2017, cuando se denunciaron 48.449 y 47.059 ilícitos de este tipo, respectivamente, surge una tendencia constante y en alza en delitos contra la propiedad en la provincia.

En toda Córdoba, cada día, se denuncian en promedio 276 robos y hurtos. Dicho de otra manera, hay al menos 12 ilícitos por hora.

El año pasado se denunciaban, en promedio, 11 delitos de este tipo cada hora.

Los datos pertenecen al Observatorio de Estudios sobre Convivencia y Seguridad Ciudadana (el Observatorio del Delito), ente que depende del Ministerio de Gobierno y Seguridad cordobés y que ayer presentó un informe desmenuzado sobre inseguridad en 2018 y en 2019.

Al agrupar las categorías y compararlas con 2017, La Voz pudo detectar el incremento en las cifras delictivas.

Los números corresponden a denuncias efectuadas por la ciudadanía en las unidades judiciales dependientes del Ministerio Público Fiscal. Es lo que se denomina “la cifra blanca”.

En paralelo existe una “cifra oculta”: hay una alta cantidad de vecinos que no denuncian los robos sufridos, ya sea por temor, maltrato o cansancio en la espera en las unidades judiciales, o, directamente, desinterés.

De acuerdo con el informe oficial, en la ciudad de Córdoba descendió el delito si se compara este semestre con el del año pasado. En 2019, entre enero y julio, en la Capital se denunciaron 33.463 robos y hurtos en total. La cantidad, en idéntico período de 2018, había sido de 34.803 hechos.

Sin embargo, distinta es la realidad en el interior provincial, donde sí hubo un aumento del delito: de los 13.646 ilícitos cometidos en el primer semestre de 2018, pasó a 16.578 en la primera parte de este año.

Un hurto consiste en el desapoderamiento de un bien sin violencia. El arrebato callejero cometido por motochorros es un caso testigo, siempre que la víctima no termine golpeada. La sustracción de pertenencias con inhibidores de alarmas es otro ejemplo concreto.

El robo, explican las autoridades, consiste en el asalto en sí mismo: es aquel episodio en el que hay amenazas y violencia por parte del ladrón hacia la víctima.

Al ir hacia atrás y comparar la realidad de 2017, surge que en la provincia de Córdoba se viene registrando un leve pero sistemático aumento en la cantidad de denuncias por delitos contra la propiedad (robos y hurtos tomados en una sola estadística).

Si bien en la capital provincial, de acuerdo con los registros, vienen descendiendo los robos violentos (según las denuncias), aumentaron los hurtos en los últimos semestres.

En paralelo, en el interior provincial, tanto los robos como los hurtos evidencian un lento pero sostenido crecimiento, según los informes que brinda el Observatorio del Delito. Se trata de un ente autárquico que coordina el trabajo de técnicos de distintas universidades de Córdoba.

Roberto González, coordinador del Observatorio, indicó que se viene registrando una alta cantidad de arrebatos y los vinculó a la sustracción de celulares.

El especialista señaló que la calle sigue siendo el espacio donde se comete la mayoría de los hechos delictivos.

Jóvenes y en la calle

Más allá de las cifras delictivas, el informe indicó que, por cada 10 detenidos, siete son personas mayores de edad.

De los tres restantes (menores de edad), en promedio, se concluye que la mayoría tiene 16 y 17 años al momento del hecho, mientras que en un bajo porcentaje los ladrones tenían menos de 15 años.

O sea, según el estudio, sigue siendo baja la presencia de jóvenes menores de edad a la hora de robar.

El informe señala que entre enero y junio de este año, del total de detenidos por hurtos, el 72,5 por ciento tenía más de 18 años, mientras que el 18,6 por ciento tenía entre 16 y 17 años; y el nueve por ciento, menos de 15.

En el primer semestre de 2018, los porcentajes fueron similares.

Respecto de los lugares donde se concretan los delitos contra la propiedad, de cada 10 robos, casi siete se cometen en la calle: la mayoría de los arrebatos son efectuados por motochoros. En segunda posición, casi el 30 por ciento de los asaltos se cometen en domicilios o en predios privados.

Este primer semestre dejó un dato inquietante: una leve alza en la cantidad de hurtos en establecimientos públicos (como escuelas) y comerciales (supermercados y otros locales).

La encuesta de victimización no está concluida. La última había señalado que uno de cada tres cordobeses sufrió un delito y siete de cada 10 temen ser asaltados.

Aumentaron los homicidios en Córdoba

La mayoría de víctimas y autores son hombres jóvenes.

Asesinatos. La cantidad de homicidios dolosos aumentó en la provincia de Córdoba. Según datos del Observatorio del Delito, en el primer semestre de este año se cometieron 64 crímenes en toda la provincia (la tasa es de 1,7 cada 100 mil habitantes), mientras que en idéntico período de 2018 la cifra fue de 55 casos (una tasa de 1,5).

Jóvenes. Según el Observatorio, ocho de cada 10 personas asesinadas en Córdoba fueron hombres. A la hora de analizar el rango etario, surge que la gran mayoría de las víctimas fatales eran adultos jóvenes (el 62,9 por ciento de las víctimas tenía más de 26 años y el 27,4 por ciento, entre 19 y 25 años). Respecto de la edad del imputado, surge que, en la mayoría de los casos, los autores son mayores de edad. En el 4 por ciento, el autor fue un menor.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar