El Ravetti, una escuela que combina ecología y solidaridad

Local 16 de agosto de 2019
La institución educativa impulsa una campaña de reciclado por medio de la cual junta tapitas, corchos, papel y cartón.
ravetti recicla

Desde hace alrededor de un mes, estudiantes del IPEM Nº 145 "Francisco Ravetti" de tercer y quinto año impulsaron una campaña ecológica y solidaria por medio de la cual cuidan el medio ambiente a la vez que ayudan a la comunidad.

El proyecto comprende una etapa que se base en la separación de residuos. Así, en el colegio separan el papel y el cartón, los corchos, las tapitas de gaseosa y las pilas. En una segunda etapa, les buscan destino. De esta manera, lo que tiene que ver con papel y cartón es donado a la cooperativa "La Virgencita", que los recicla. 

La propuesta nació en el marco de una asignatura que lleva adelante el profesor de historia Gonzalo Giuliano Albo. Al respecto, el docente explicó el origen de la idea: "Los alumnos que tengo en el colegio comenzaron a presionar con la iniciativa de reciclar, tener alguna participación activa en el cuidado del medioambiente, y la escuela está relacionada directamente con el consumo".

En ese sentido, detalló también que tras un trabajo de investigación descubrieron que la escuela generaba diariamente diez bolsas de consorcio de basura de las cuales ocho eran sólo de papel y cartón: "Teniendo en cuenta que la cooperativa de trabajo La Virgencita recicla, acopia y vende a Cartocor en Arroyito no sólo es una reducción considerable sino que al mismo tiempo es trabajo para los miembros de la cooperativa".

ravetti recicla 2

A partir de ello, por iniciativa propia, los estudiantes decidieron comenzar con el reciclado de otros materiales. "Inmediatamente por motus propio los chicos empezaron con pilas, tapitas y corchos, así que el proyecto se amplió. En esto participa toda la escuela. Estos chicos de quinto se ponen guantes, buscan las bolsas y salen a hacer el recorrido en ambos turnos, todos días. Pero los chicos de tercero colaboraron con muchísima difusión, empapelando de carteles y haciendo visitas a todos cursos y machacando la idea, así que la cosa continúa", destacó Giuliano Albo, que explicó que esta iniciativa ya se hizo hace algunos años y ahora se retomó.

Pilas también

Si bien aún no está definido el destino que se les dará, sí está decidido el acopio de pilas en la escuela.

"Con respecto a pilas estamos esperando la participación de alguna empresa pública o privada que practique su confinamiento, que es justamente ese aislamiento en un banco o playón de cemento, o donde sea", dijo el docente.

Y añadió: "Mientras tanto nosotros practicamos el acopio con el que después le daremos el apoyo. Por ahora estamos en un momento de incertidumbre. Las juntamos nomás. Esperamos poder destinarlas pronto a algún proyecto ambientalista".

"Nos sorprende el compromiso"

A su turno Julia, una alumna de quinto año del turno mañana, comentó: "Empezamos y nos sorprendió la cantidad de papeles que habíamos juntado y el compromiso que pusieron los alumnos, profesores y directivos en traer papeles que tenían en su casas. Los chicos de sus casas empezaron a traer cosas y hasta el día de hoy cuando tienen algo que tirar no lo hacen en sus basureros, los traen acá. Entonces como decía el profe, no sólo somos nosotros, sino que es un compromiso de todo el colegio".

ravett recicla

Por su parte Lucía, una compañera, agregó: "La idea es abrir las puertas para que gente de afuera pueda traer bolsas de papeles, pilas, corchos o tapitas para que nosotros podamos seguir juntando y después ver dónde lo donamos".

Acto seguido explicó que son cuatro alumnos de la mañana y cuatro del turno tarde los que se dividen para recolectar lo que pueda servir de los residuos. "Ahí empezamos a separar lo que sirve y lo que no, los papeles plastificados no sirve como papeles de caramelos, bolsas, revistas plastificadas, sólo cartón, papel blanco, no importa si está escrito, y algunas revistas", detalló.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar