Garelli y Zanella, dos motos que marcaron una época

Deportes 10 de agosto de 2019
En las calles de San Francisco todavía se pueden ver algunos ejemplares. El avance de la tecnología y la llegada de motos importadas fueron desplazando a dos resistentes “fierros” de la década del 80. Juan Videla, mecánico, todavía las conserva y le recuerdan lindas épocas de juventud.
garelli y zanella (1)
Juan Videla, mecánico de motos.

Quedan cada vez menos. Los repuestos no abundan y los nuevos modelos, con mecánicas más simples, económicas y menos contaminantes, fueron desplazando de a poco a dos fierros que sin dudas marcaron una época.

Se trata de las motos Garelli y Zanella, dos clásicos de la década del 80. La “Garellita” y la “Zanellita”, las famosas dos ruedas de 50 cilindradas. Juan Videla, mecánico de motos, todavía las conserva y con nostalgia le recuerdan sus épocas de juventud. Es que Videla preparaba motores de competición y estos fierros fueron su herramienta de trabajo durante mucho tiempo.

Fueron las primeras motos del 80, todo obrero tenía una. Se utilizaban para ir trabajar y para hacer los mandados. Eran muy prácticas pero se fueron quedando en el tiempo, cuando empezaron a aparecer las motos nuevas japonesas o la 110 cc., que es la más común, las fábricas se inclinaron por lo que más había en el mercado y estas motos fueron quedando de lado porque tienen motores dos tiempos que contaminan más y por la falta de potencia, porque las de ahora son para andar con dos personas, a estas motitos con dos personas les cuesta bastante”, explicó Videla.

garelli y zanella (4)

Dos historias

A la Zanella la compré sin saber si iba a andar o no. Estaba desarmada y abandonada. La primera idea era dejarla original pero ya se habían dejado de fabricar y los repuestos eran muy escasos. La fui reformando debido a que no conseguía las cosas originales. Tiene muchas cosas electrónicas que en aquellos tiempos no había. Gustavo Chantur le fue haciendo cosas para que tenga más potencia el motor, sin tener que “limarlo”. Para suspensión tenés que tener a un buen tornero como José Bustos. que me siguió la corriente porque si no es imposible hacer todo el trabajo mecanizado. Franco y Nestor Lutri me hicieron los trabajos de rectificación”, agregó el mecánico.

Es una moto que teniéndole paciencia se puede usar todos los días, con la Zanella me fui a Devoto y a varios pueblos de la zona. Se la banca bien”, señaló.

A la Garrelli la conseguí de una chica que se la habían regalado para los 15 años y se la compré a ella. Estaba armada y andando, le reparé el motor hace 10 días y calculamos que pasó los 100 mil kilómetros. Es impresionante el aguante que tienen estos motores teniendo el cuidado necesario”, explicó Videla.

Estas motos todavía tenían los pedales para hacerlas arrancar. El motor nunca se abrió, reparamos el cilindro nomás, tenía un desgaste terrible. Ahora, reparada está en muy buenas condiciones, son motos que las puedo usar todo el día, voy y vengo. Hay que tenerles paciencia, hacerla arrancar y que se caliente un poco para poder usarlas bien”, contó.

La gente se enojaba con las Garelli. Cuando era el auge de las 50 te traían una Garelli que no arrancaba y era para agarrase de los pelos. La Zanella siempre fue más gauchita”, dijo Videla.

Zanella, con más aguante

La Zanella siempre fue más gauchita, es una moto que vibra mucho pero son muy fieles y si está en condiciones no te van a dejar a pie seguro. Son motos que vibran, se aflojan todas pero son muy arrancadoras. La Garelli es una moto que cuando el motor se afloja ya no quiere más arrancar, pero es más serenita, no vibra nada porque tiene todo el motor montado sobre goma, sacando las últimas. Las que venían de Italia son muy serenitas, todo lo contrario a la Zanella”, indicó Videla.

El consumo era lo mismo, pero la gente se enojaba con las Garelli. Cuando era el auge de las 50 te traían una Garelli que no arrancaba y era para agarrase de los pelos. Te decían ‘mi hermano tiene una Zanella y no se le rompe nunca, yo la tengo siempre rota’. Esa era la gran diferencia que había. Sin embargo si la Garelli estaba en condiciones andaba muy bien”, concluyó.

garelli y zanella (2)

Inviables

Ya hace siete u ocho años, que no las atiendo más. Las Zanella se dejaron de fabricar en 2010 y las Garelli hace desde el 98 que la fábrica no está más en el país. Entonces los repuestos que se pueden llegar a conseguir son de motos desarmadas. Y la aparición de la 110 hizo que el precio de la reparación de las 50 se vaya para arriba. No conseguimos más las cosas que realmente le van, ponemos cosas usadas y la duración es corta, lo usado es usado”, contó Videla.

garelli y zanella (3)

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar