La historia de Tiziano y un partido ganado por goleada

Deportes 03 de agosto de 2019
Gracias a los controles médicos que exige la Liga de Baby Fútbol, el pequeño Tiziano de la categoría 2010 de Barrio Cabrera pudo ser intervenido en su corazón y mejorar su salud. “Una vez que lo operaron cambió todo, totalmente. Activamente es otro nene”, indicó su papá Cristian.
Tiziano Berra (1)
Tiziano Berra, junto a su papá Cristian Berra en el estadio de Barrio Cabrera.

En 2017 la vida de Tiziano Berra (9) y su familia sufría un importante contratiempo cuando el pequeño sanfrancisqueño fue diagnosticado con CIA (conexión interauricular en su corazón). Fueron momentos de mucho temor, muy difíciles los Berra. Sin embargo, a los pocos meses Tiziano se sometió a una operación a corazón abierto en el Sanatorio Allende de Córdoba y pudo volver a jugar al fútbol junto a sus amigos en Barrio Cabrera.

El problema fue detectado gracias al control EMMAC que exige la Liga de Baby Fútbol y que realiza el doctor Sergio Vidal. Allí encontraron una anomalía en el corazón de Tiziano, que fue derivado con el cardiólogo Rigo Boccanera y de allí a Córdoba con el doctor Fernando Daguero que confirmó el problema e indicó la intervención quirúrgica.

Pero no solo eso, sino que ante la detección, se le hicieron estudios a las hermanitas de Tiziano y detectaron el mismo problema en una de ellas, que también fue operada.

Se cansaba

“La conexión interauricular es una abertura en el corazón que mezcla la sangre, tenía que ser intervenido sí o sí quirúrgicamente. La operación fue en agosto de 2017, lo bueno de esto es que apenas se hace la cirugía se cura, porque son cirugías curativas”, explicó Cristian Berra, papá del pequeño.

“Antes notábamos que se agitaba y se cansaba mucho, yo soy profe de él en Cabrera. Me llamaba la atención que se cansaba mucho en apenas 15 minutos, además íbamos a la escuela en bici y en cuatro cuadras estaba muy cansado. Con los estudios me explicaron que su cansancio venía porque su corazón trabajaba mal”, precisó

“Él estaba siempre enfermo con tos, catarro, no le gustaba correr porque se cansaba mucho. Gracias al descubrimiento de este estudio una vez que lo operaron cambió todo totalmente. Activamente es otro nene”, indicó.

“La semana que viene tenemos que ir a un control rutinario, pero si no hubiese sido por el EMMAC del Baby no lo hubiésemos descubierto nunca”, dijo Cristian.

Volver a jugar

“Una vez que se hizo la operación él quedó curado. El alta para volver a entrenar se lo dieron unos meses después de la operación porque había que esperar a que suelde el esternón. Verlo correr otra vez y jugar al fútbol fue una emoción muy grande para nosotros”, contó el papá.

“Fue muy lindo volver a jugar con mis amigos y compartir la emoción de jugar al fútbol. Ahora hay un chico amigo mío que lo tienen que operar de lo mismo, quisiera decirle que no tenga miedo, que no le va a pasar nada, es una operación común”, relató Tiziano, que envió fuerzas y tranquilidad a su amigo que debe afrontar la misma situación.

“Fue un año muy duro para nosotros, primero por la operación de Tiziano y al poco tiempo la operación de la nena de un año y medio. Tuvimos mucho apoyo por parte de los médicos, para nosotros era todo nuevo y muy difícil de sobrellevar, estuvimos 10 días en Córdoba, tenemos otra nena más chiquita, así que después de las dos operaciones realmente terminamos muy emocionados”, expresó el papá de Tiziano.

El agradecimiento es eterno”

“Fue todo muy duro. Verlo después andando y corriendo de nuevo es terrible la emoción, es un agradecimiento eterno a Vidal y a todo lo que hace la Liga”, destacó Cristian.

“Gracias a esto, y por pedido de la pediatra Yanina Zori, a las dos nenas que tenemos también les hicimos un control y descubrieron que la nena más chica también tenía lo mismo y también la tuvieron que intervenir. Si no hubiese sido por el EMMAC de Tiziano y por su operación nosotros no hubiéramos descubierto que la nena tenía el mismo problema, y era más grave, porque la conexión era mucho más grande que la de Tiziano”, agregó.

Tiziano Berra (2)
Tiziano junto a sus compañeros de la categoría 2010 de Barrio Cabrera.

 

Sergio Vidal: “La seriedad tiene que ser de todas las partes”

El médico deportólogo de la Liga de Baby Fútbol explicó la importancia de que los estudios sean un compromiso de todos. No sólo el rol del médico es fundamental sino también la conciencia de los padres, entrenadores e instituciones para con los más chicos en este caso.

“Lo fundamental es la seriedad que se le da a todo esto. Se ha instaurado la necesidad, con la Liga de Baby que fue la primera entidad que vio las cosas como son en 2004. Fue la primera institución en hacerlo, hoy hay una ordenanza provincial donde todos los deportistas federados deben tener hecho el EMMAC”, explicó Vidal.

“Hay mucha gente que cree que esto es como ir a llenar un formulario, un papelerío más, y no comprende la importancia que tiene. Pasa con deportidas mayores edad, padres que tienen a cargo chicos menores, clubes que lo único que quieren es tener al deportista en la cancha, así como también hay otros que sí se preocupan mucho”, indicó.

“La seriedad tiene estar de todas las partes: los pacientes, los padres de los pacientes, los médicos, los clubes y los entrenadores... Con la Liga de Baby Fútbol hemos logrado un funcionamiento excelente porque tenemos el apto físico, la capacitación del personal para RCP, desfibriladores en los clubes, contacto permanente de secretaría conmigo, contacto por lesiones. Por ahí no se entiende que son chicos y te meten a jugar pibes lesionados. Este año tomamos la determinación de que a los lesionados se los inhabilita inmediatamente hasta que se recuperen y yo lo autorice. La organización en la Liga es muy meritoria, hay que sacarse el sombrero con los dirigentes porque yo puedo proponer un montón de cosas pero si ellos no estarían organizados no sería viable”, explicó Vidal.

“Hemos detectado cosas que no saltaron en otros controles”

Vidal indicó que el EMMAC no solo es importante para detectar problemas que pueden afectar a lo deportivo en lo inmediato, sino que también se detectan cuestiones que pueden influir a medio y largo plazo. “Todos los años detectamos tres o cuatro casos con problemas serios, pero al margen de esto el EMMAC sirve para detectar un montón de otras cosas como pibes que no ven bien, que tienen mal la dentadura, escoliosis, o que tienen un solo riñón, porque muchas veces hay nenes que no tienen controles. Esos chicos son los más beneficiados con el EMMAC, pero otras veces hay nenes que sí tienen controles y hemos detectado cosas que no saltaron en esos controles”, indicó.

“Tenemos la historia clínica del Baby de 10 años atrás, eso me permite tener un control y comparar el electrocardiograma. En el caso de Tiziano, hacía varios años que lo veníamos viendo y presentó una alteración en el electro, lo que nos llevó a derivarlo”, indicó.

Por otro lado, Vidal explicó que es determinante también la visión de un médico deportólogo porque de acuerdo a las distintas patologías se puede saber cuál es el riesgo de practicar determinado deporte. “Por ejemplo, uno pide certificados a colegas, un chico que no ve de un ojo, y el certificado que te dan es que es apto y puede jugar al fútbol, puede hacer cualquier deporte tranquilamente. Pero hay que tener en cuenta que si hace un deporte de contacto puede tener un traumatismo o un problema de visión en ese ojo, pierde el ojo y queda ciego. Y el certificado no está hecho con mal criterio pero hay deportes que son de riesgo para determinadas patologías”, detalló.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar