El recuerdo de un campeón en el Archivo Gráfico y Museo de San Francisco

Deportes 16 de julio de 2019
Se trata de Rubén Scarafía quién vivió en San Francisco en la década del 50 y fue campeón argentino de lanzamiento de bala. Este martes familiares y amigos donaron una bala de 7 kg. que utilizaba el deportista en los entrenamientos.
ruben scarafía (2)

Este martes por la tarde, familiares y amigos de Rubén Alcide Scarafía (1924-2001) donaron al Archivo Gráfico y Museo de San Francisco una bala de bronce de 7 kg. que utilizaba el deportista en los años 50 y que su amigo Hugo Madonna había guardado como recuerdo.

Raúl, hijo de Rubén, brindó detalles de este gesto y recordó a su padre con lágrimas en los ojos. "Esto se lo debemos al señor Madonna que hace un tiempo nos pidió algunas fotos, él nos encaminó en esto me pidió que lo acompañe y me parece un gran gesto de él. Agradezco a toda la ciudad, mi padre hace muchos años que falta en San Francisco, agradezco a quienes lo conocieron, poder estar con ustedes", destacó.

"Hace 18 años que falta mi padre, ya no lo tengo, pero amigos tiene todavía y el señor Madonna es uno de ellos y fue quién hizo esta donación", precisó.

Scarafía nació en San Bartolomé pero se radicó en nuestra ciudad donde trabajó y comenzó a dar sus primeros pasos en el deporte. En 1959 se mudó a la localidad de Campana, donde hoy viven sus hijos, para comenzar una nueva vida y estar cerca del mundo deportivo de Buenos Aires, donde se gestaban las competencias más importantes.

ruben scarafía (1)
Raúl y Patricia Scarafía (izq); y Arturo Bienedell (ctro), junto a Hugo Madonna y Julio Bustos (der).

"Mi padre era deportista y empleado del Correo Argentino, decidió buscar un lugar cerca de la Capital Federal y como le agradaba pescar también buscó un lugar que tuviera río y pidió el traslado del Correo. Eligió Campana, Zárate o Escobar y se produjo una vacante en Campana así que terminamos ahí", relató Raúl.

"En el año 60 mi madre quedó embarazada y se volvió a San Francisco, yo nací acá y a los cuatro meses volvimos a Campana. Mi corazón lo tengo en San Francisco, los amigos de mi padre son mis amigos, tengo primos y muchos conocidos que vengo a visitar. No seguí su camino deportivo, pero si seguí su camino laboral, él después tuvo una empresa de jardinería y ahora yo me dedico a eso", explicó.

Scarafía fue uno de los deportistas más destacados del país en lanzamiento de bala. Fue campeón provincial, nacional e integró la delegación argentina que participó del Campeonato Sudamericano de Atletismo en Chile en 1953. Estableció récords argentinos y participó en los Juegos Deportivos Panamericanos de México en 1955.

"Un gran deportista y un gran tipo, por eso tiene tantos amigos"

Hugo Madonna recordó a su amigo con emoción y contó algunos detalles del proyecto de la donación. "Mi relación con él fue en los años 55 en adelante, yo trabajaba al lado de su casa y lo veía entrenar todos los días a la tarde en el ferrocarril. Recuerdo que antes del último campeonato argentino que ganó yo lo acompañaba y nos íbamos a entrenar fuera de la ciudad. Cuando él parte de San Francisco me dejó esta bala que utilizaba para entrenamiento, que es una bala reglamentaria", precisó.

"Este proyecto de la donación lo empezamos hace unos años junto a Jacinto Chiosso. Éramos muy amigos, creamos un gimnasio junto a Julio Bustos. Lamentablemente Chiosso falleció y yo continué con el proyecto de donar la bala por eso es que invitamos a los hijos de Rubén para dejar este legado para el futuro", dijó Madonna.

"Aparte de ser un gran deportista era un gran tipo, una persona excelente tanto en el deporte como en la vida civil por eso tiene tantos amigos", concluyó.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar