Y un día los Algarbe se juntaron

Local 08 de julio de 2019
Los integrantes de la familia, cerca de cien, llegaron desde distintas provincias para compartir un almuerzo este lunes. La reunión se viene organizando desde hace un año.
Familia Algarbe (1)

Cerca de 100 integrantes de la familia Algarbe compartieron, este lunes 8 de julio, un almuerzo en las instalaciones del Centro Vecinal de barrio Bouchard, un encuentro que venían planeando desde hace alrededor de un año.

La idea nació de un grupo de primos que pensó que sería buena idea tener a toda la familia unida aunque sea por unas horas y se puso a trabajar para conseguirlo.

"Esta reunión es una juntada de primos, porque la base son nuestros papás, que son once hermanos, una no nacida, diez hermanos de los cuales quedan cuatro vivos. Todos tuvieron hijos, unos más, otros menos, y a la vez todos tuvieron sus familias", explicó Matías Algarbe, uno de los impulsores de la movida.

Acto seguido agregó: "Hacía muchos años que no nos veíamos, hay muchos que no nos conocíamos, entonces la idea de esto era conocerse y tener más contacto como familia".

El evento viene planeándose desde hace al menos un año. Así fue como una vez decididos se pusieron al hombro la búsqueda del lugar adecuado y todo lo que el almuerzo conllevó como la comida y los souvenirs. "Estuvimos pendientes para que todo saliera bien y se sintieran cómodos", aseguró Matías. 

Los familiares que se reunieron hoy en San Francisco llegaron, además, de Las Varillas, Córdoba, Buenos Aires y hasta de La Rioja.

Javier Algarbe Ríos, otro de los familiares que participó del encuentro, al que tildó de "espectacular", manifestó: "Esta juntada fue idea de Matías, no se había dado nunca, como quien dice siempre nos estamos juntando en los velorios nomás, nunca hubo una 'joda' de por medio. Es la primera vez y espero que se repita de ahora en más".

"Esperemos que esta sea el origen de nuevas juntadas. Lo único que me jugó en contra fue el tema del día, que supuestamente era no laborable y hay muchos a los que los han hecho trabajar, eso imposibilitó que cuatro o cinco primos vinieran. Cada uno tiene su familia y seríamos más todavía. Pero gracias a Dios saco un balance positivo, pensé que íbamos a ser menos pero vinieron muchos más de los que yo esperaba", concluyó Matías.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar