Aprobaron un orden de prioridades para pasajeros del transporte urbano

Local 04 de julio de 2019
El proyecto fue presentado por el bloque de Mejor San Francisco y establece que los dos primeros asientos de ambos lados de los colectivos municipales estén reservados a personas con discapacidad, embarazadas y mayores de 60 años.
01-

El Concejo Deliberante aprobó este jueves un proyecto de ordenanza que establece que en todas las unidades del sistema Público de Transporte Urbano de Pasajeros Municipal, los dos primeros asientos del lateral derecho y el primero del lateral izquierdo, estén reservados al uso prioritario de personas con discapacidad temporal o permanente, embarazadas, mayores de 60 años, o acompañadas de menores de 2 años. Los asientos deberán ser cedidos en caso de estar ocupado por algún pasajero que no goce de las prioridades mencionadas.

A raíz de esto, la empresa que preste dicho servicio deberá colocar en el lateral derecho interno de las unidades un cartel que haga referencia a lo establecido.

Dicha ordenanza fue presentada por el bloque de concejales de Mejor San Francisco que defendieron el proyecto señalando: “La ley Nacional Nº 22.431, referida al sistema de protección integral de las personas discapacitadas en lo que se refiere al transporte público de pasajeros, respecto la atención prioritaria o preferencial en el trato, solamente contempla al pasajero con discapacidad estableciendo la reserva de  asientos para personas de movilidad reducida. A través de nuestro proyecto, incorporamos también las preferencias y prioridades, que se establecen como obligatorias en la atención al público, como lo son mujeres embarazadas o con niños en brazos y los adultos mayores. En muchas oportunidades ellos se ven en la situación de tener que esperar por la generosidad de algún pasajero que les ceda el asiento”.

02- (1)

Cultivar la “buena vecindad”

En este sentido la concejal Claudia Lenis consideró que “es un derecho y un deber cultivar la buena vecindad y la solidaridad, y es un derecho del consumidor usuario de servicios, la protección a su salud y seguridad, por lo que no podemos permanecer indiferentes, como vecinos y legisladores, ante la ausencia de comportamientos solidarios. Es por ello necesario acompañar con una legislación que, no obstante la buena voluntad del usuario cedente, refuerce la obligatoriedad en la prioridad de asientos en el transporte público de pasajeros”.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar