Piden colaboración para trasladar a dos perras a Buenos Aires, donde viven sus dueños

Local 02 de julio de 2019
Se encuentran en la casa donde se detectó un abuso sexual en mayo. Sus propietarios son menores y hermanos de las dos víctimas. Quieren recuperarlas. Cómo ayudar.
perras

Casi olvidadas, dos perras (madre e hija) quedaron desamparadas desde el mes de mayo, cuando en la casa donde vivían en el barrio Ciudad se detectó un abuso sexual en perjuicio de dos jóvenes. Estos, a su vez tienen dos hermanos menores de edad que fueron llevados a una localidad de Buenos Aires y que extrañan a los canes.

Vecinos se comunicaron con El Periódico para advertir la situación. Los menores, de 14 y 7 años fueron retirados de su casa tras la detención de sus progenitores, pero no así las perras, las cuales si bien están al cuidado de otros miembros de la familia, según la versión de los vecinos, pasan más tiempo en la calle que en la casa.

Quienes puedan aportar a la causa y colaborar para la nafta y los peajes pueden comunicarse con Carina Nicola (03564) 15628443. Ya hay una persona que se ofreció a viajar para llevarlos con sus dueños.

El caso

Una pareja fue detenida en el mes de mayo en un domicilio de barrio Ciudad (Las 400) como presuntos autores de abuso sexual a dos menores de edad. La investigación la lleva adelante el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione, tras la denuncia de una de las presuntas víctimas, hoy mayor de edad. Por este hecho se les dictó prisión preventiva a ambos.

El hombre se encuentra alojado en la Unidad Penitenciaria Nº 7 de nuestra ciudad, imputado como presunto autor de "abuso sexual con acceso carnal calificado por la convivencia", mientras que la mujer se halla en la Unidad Penitenciaria Nº 5 de Villa María, imputada como supuesta autora de "abuso sexual calificado por el vínculo".

Cabe recordar, que fueron detenidos en la tarde del jueves 2 de mayo, el primero en su trabajo en el Parque Industrial y su pareja en la vivienda.

 La denuncia fue radicada por la hija de la mujer, de 18 años en la actualidad, quien señaló ante el fiscal Alberione los abusos sufridos siendo adolescente, responsabilizando de ello a su padrastro. Además agregó que su madre abusaba de su hermano, hoy también mayor de edad.

Estos jóvenes además tienen dos hermanos más, de 14 y 7 años, quienes según pericias no sufrieron abusos. Son los que hoy se encuentran en una localidad de Buenos Aires.

Al tratarse de menores, este medio no proporcionará otros detalles que pudieran revelar la identidad de las presuntas víctimas del caso, para protegerlos de mayores perjuicios.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar