El Partido Comunista Ruso pide demandar al creador de "Chernobyl" y prohibir la serie

Espectáculos 17 de junio de 2019
La serie del momento es señalada de producir una “manipulación ideológica” por parte de HBO.
chernobylajd-825b95d92ff369bfd6e291c62a3c1792-1200x600_1560811218

El impacto de la serie Chernobyl como producto televisivo de alcance global sigue haciéndose notar. En general, las críticas a la mini serie dramática de HBO son positivas, tanto del público como de la crítica.  

Sin embargo, como en cierta forma era de esperarse, en Rusia no están nada contentos con la serie. Tanto las autoridades como algunos ciudadanos han atacado la narración de los hechos. El punto ha llegado a tal extremo que el gobierno producirá su propia versión donde culpa de todo a la CIA.

 
Pero la noticia de último momento en torno a estas reacciones negativas es que el Partido Comunistas de Rusia decidió emprender un pleito legal contra Craig Mazin, creador y guionista de cada episodio de Chernobyl.

De acuerdo con un reporte de The Wrap, la institución ha exigido al Servicio Federal de Supervisión de los Medios de Comunicación de aquel país que prohíba la serie, además de que demanden a Craig Mazin, junto al director Johan Renck.



El argumento es que Chernobyl sataniza la imagen del gobierno soviético y el pueblo soviético. El dirigente del partido, Serguéi Malinkóvich, lo dijo con palabras más fuertes: "La verdadera tragedia es la serie Chernobyl, que es una manipulación ideológica por parte de la cadena HBO. La serie de televisión sobre los dramáticos acontecimientos de abril de 1986 es una herramienta ideológica; diseñada para desprestigiar y demonizar la imagen de los dirigentes y del pueblo soviético".

La motivación, las acciones de los héroes, el orden de las relaciones en las instituciones y los colectivos y el clima moral en la sociedad soviética son completamente mentira.
Como base legal para la demanda y el bloqueo se toma el artículo 129 del Código Penal Ruso, que prohíbe "la difusión de información falsificada deliberadamente que denigra el honor y la dignidad de otra persona o socava su reputación en un discurso público o en un trabajo realizado públicamente".

La realidad es que esos apartados ya no serían válidos para las leyes rusas desde hace tiempo. Pero la intención de bloquear la producción es patente.

Fuente: La Voz del Interior 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar