Remises y almacenes, entre las alternativas para los que se quedaron sin empleo

Local 08 de junio de 2019 Por
La crisis económica se renueva cada tanto pero no las formas de superarlas. Como en los noventa, el remise se vuelve opción, aunque desde las agencias aseguran que hay superpoblación. En el año, además, ya se abrieron 22 locales entre proveeduría, rotisería y verdulería.
190607PAPEL_MG_0342

Remiseros y taxistas hablan de ponerle un freno a la habilitación de nuevos automóviles que cumplan este servicio en las calles de nuestra ciudad. Aseguran que hay “superpoblación” y que el trabajo no rinde como antes. La explicación, como la de tantos males actuales, es la crisis económica.

En el rubro comercial, las habilitaciones de negocios como proveedurías, peluquerías y negocios de venta al por menor, por ejemplo, son moneda corriente. Pero varias veces se cierran al ritmo de cómo se habilitan.

Casi un ‘déjà vu’, hoy como durante la década del noventa, los sectores populares se ven golpeados, algunos más que otros. Se habla otra vez de desigualdad, desempleo y exclusión del sistema. En ese contexto vuelven a surgir las alternativas laborales de esos años donde las agencias de remises fueron brotando como hongos en nuestra ciudad y donde los que tenían un dinero de una indemnización o ahorros veían en la inversión de un comercio o un auto una forma para poder subsistir.

El último jueves ingresó al Concejo Deliberante una nota firmada por un empresario del rubro remisería, quien solicitó al Gobierno municipal poner un “cupo regulatorio” para habilitar nuevas unidades: “El servicio está superpoblado y la actividad deja de ser rentable. Entendemos que con la cantidad de autos afectados a la actividad en la actualidad la demanda está cubierta”, dejó en claro Marcelo Marino, apoderado de la empresa Los Rápidos.

Aumentan los pedidos de licencia

Daniel Gómez, titular de la filial San Francisco de la Cámara de Propietarios y Permisionarios de Remises de Córdoba, coincide en el punto de la superpoblación existente en la actualidad, aunque tiene una mirada crítica respecto a cómo se produce: “Para que no haya más habilitaciones, las empresas deben dejar de emitir contratos. De esta forma no habrá que habilitar”, afirmó en diálogo con El Periódico alertando a los propios dueños de las agencias.

Gómez aclaró: “Hay un aumento en el pedido de licencias, hay más remises y esto se ve siempre en las épocas de crisis. Algunos trabajan hasta que su situación se acomode y luego dejan la profesión”.

En nuestra ciudad, según datos brindados por la Dirección Municipal de Tránsito, existen 240 vehículos que funcionan como remise o taxi, estos últimos alrededor de 50. Son unos quince más si se compara con agosto de 2018 y 45 más respecto a enero de 2017.

“La gente que se queda sin trabajo puede usar el dinero de la indemnización para un coche”, argumentó Gómez, quien recalcó que en la actualidad “no hay llamados necesarios para que todos trabajen”. También culpó al trabajo ilegal de la situación actual, aunque celebró la labor que lleva adelante el municipio en el control al que calificó de “muy bueno”.

 ¿CUÁNTAS HAY?

Entre San Francisco y Frontera existen cuatro agencias de remises habilitadas: Los + Rápidos, Los Obreros, Remisur y La Nueva. Los coches inscriptos en nuestra ciudad pueden levantar pasajeros en Frontera y viceversa, debido a un convenio entre ambas municipalidades nacido en la gestión de Jorge Luis Bucco.

LOS QUE ABREN NEGOCIO

Algunas familias o vecinos que necesitan aumentar sus ingresos o bien generar un nuevo sustento en caso de haber perdido el empleo, eligen abrir un negocio.

Datos aportados por el Departamento de Habilitaciones de Comercio e Industria de la Municipalidad de San Francisco, reflejan una tendencia que se mantiene en los últimos años: se abren negocios chicos y de rubros tradicionales y expandidos, como proveedurías, ropa, verdulerías y kioscos; los cuales además no requieren de una gran inversión inicial. Y también se destacan rubros de emprendedores particulares o servicios.

Entre proveeduría, kiosco, rotisería y verdulería en los primeros cinco meses del año se llevan abiertos 22 negocios en total. Además, hay 10 del rubro “ventas por menor” y 11 locales nuevos de venta de indumentaria. También se destacan 29 altas denominadas de “servicio general” que comprenden trámites administrativos, fletes, entre otros.

Marcelo Moreno, secretario de Desarrollo Social, Económico y Educativo, que tiene a su cargo el área de habilitaciones, explicó a El Periódico que este tipo de altas “se da más en épocas de crisis donde existe mayor rotación de negocios”. Es decir, muchos abren y si sus dueños observan que no es rentable cierran a los pocos meses.

Un dato de este escenario: en San Francisco, el año pasado un total de 662 nuevos locales habían abierto sus puertas. Sin embargo, para la misma fecha, también habían cerrado 348 comercios.

 

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar