Macri, sobre sus encuestas: "¿Por qué una minoría eligió el pasado?"

Más información 02 de junio de 2019
"Puede ser una forma de apego al pasado. No lo sé. Lo cierto es que por alguna razón una minoría de personas eligió lo roto a lo nuevo, lo abandonado a lo reparado, lo oscuro a lo iluminado", consideró el Presidente.
macri-cornejo6.jpg_57698320
Mauricio Macri.

"Puede ser una forma de apego al pasado". Esa es la respuesta con la que el presidente Mauricio Macri se responde al interrogante que él mismo plantea para intentar entender por qué, según él, hay "una minoría" que elige "el pasado".

En un posteo realizado en Facebook, Macri da cuenta de los resultados de una serie de encuestas que realizaron desde el Gobierno en las redes sociales comparando distintos lugares del país en el momento previo a una obra y, como contrapartida, una imagen actual de ese mismo lugar, con la obra finalizada.

El texto completo de la publicación del Presidente

¿POR QUÉ UNA MINORÍA ELIGIÓ EL PASADO?

En estos días publicamos en Facebook e Instagram algunas encuestas con fotografías de obras terminadas en distintas partes del país comparadas con otras fotos que mostraban cómo eran esos mismos lugares cuando llegamos al gobierno.

Las opciones de la encuesta eran dos: Pasado o Presente.

En todos los casos una amplísima mayoría, compuesta por decenas de miles de personas eligió la foto del presente. Sin embargo, resulta muy llamativo que haya habido personas (un 12% aproximadamente) que eligieron el pasado ¿Por qué eligieron el pasado?

No tengo una explicación. Tal vez nadie la tenga. Puede ser una forma de apego al pasado. No lo sé. Lo cierto es que por alguna razón una minoría de personas eligió lo roto a lo nuevo, lo abandonado a lo reparado, lo oscuro a lo iluminado; y que una apabullante mayoría eligió el presente.

Las fotos de estas obras terminadas o en ejecución avanzada que seguiremos publicando semana a semana, para que todos las vean: obras reales, puentes reales, rutas reales, puertos y aeropuertos reales, obras que empezamos y terminamos en estos casi 4 años, son testimonio de dos cosas muy importantes.

Por un lado muestran el nivel de abandono y estancamiento en el que se encontraba nuestro país. (No es una opinión, ahí están las imágenes documentales que muestran de verdad cómo estaban las cosas… No hay mucho que decir al respecto, todos saben perfectamente de qué estoy hablando). Por el otro, puestas en serie, de a pares o todas juntas, dejan ver con claridad lo que está pasando. Estas obras son las piezas de un cambio gigante que empieza a unirse. Empiezan a ser el sistema que produce progreso real.

El Belgrano Cargas por primera vez en la historia tienen 100 vagones que llevan su carga desde las economías regionales a los centros industriales. Los puertos reparados y despejados de mafias se vuelven internacionalmente competitivos. Los camiones cruzan Buenos Aires por el Paseo del Bajo en diez minutos ahorrando millones de horas y millones de pesos que antes se desperdiciaban en embotellamientos. La energía empieza a fluir de la tierra en Vaca Muerta. ¡Volvimos a exportar gas después de años! Y además estamos capturando la energía del viento y del sol. Plazas, caminos, rotondas, estaciones, viaductos. Obras que al verlas sueltas son una cosa, y al verlas juntas son otra mucho mayor. Son el cambio en acción.

Con muchísimo esfuerzo de todos los argentinos nos acercamos a una etapa decisiva donde dejaremos atrás al pasado para siempre. Estas obras unidas son el principio de un viaje extraordinario. Uno que nos lleva a una época mejor para todos.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar