El feminismo: revolución, lucha y sororidad

Local 01 de junio de 2019 Por
Conceptos claves para entender el movimiento y su batalla diaria, en la voz de diferentes mujeres de San Francisco.
movida
El último pañuelazo por el aborto legal realizado por el movimiento local.

En el último tiempo, el feminismo tuvo un gran avance en todo el mundo y puso en las conversaciones diarias el tema de la lucha de las mujeres por la igualdad. También se convirtió en un foco de controversia y discusiones sobre qué significa y qué busca el feminismo, entre muchos otros puntos, hecho que puede evidenciarse sobre todo en redes sociales.

El Periódico conversó con diferentes mujeres de San Francisco y la región acerca del feminismo y su significado. Cecilia Griffa, cantautora; Verónica Bessone, enfermera; Sandra Bulacio, profesora en Letras y Licenciada en Educación; y Ariela Strumia, estudiante de Ingeniería Química en la Universidad Tecnológica Nacional, evidenciaron en sus testimonios la importancia de informar y educar desde el feminismo, para conseguir una sociedad más justa.

 

Vivir en clave feminista

Entender al mundo desde una perspectiva feminista implica apropiarse de la lucha y vivir consecuentemente con ella. Ariela Strumia considera que no solo se busca anteponerse a la sociedad patriarcal, sino a una misma: “Tenemos instauradas tantas actitudes que corresponden a una sociedad machista que a veces las normalizamos, o incluso no notamos su gravedad”.

Bessone y Griffa coinciden en que el feminismo es una forma de mirar al mundo. “Como dicen algunas compañeras, vivimos en clave feminista”, explica la enfermera.

El feminismo, como movimiento que busca modificar el andamiaje social impuesto desde el machismo, funciona como una red de contención, nombrada con una palabra exclusiva: sororidad. Cecilia define este concepto como “hermandad entre mujeres”, puntapié inicial para derribar mitos individualistas sobre la competencia entre ellas, instaurados por la cultura y los medios.

La cantautora agrega al respecto: “Es un movimiento en constante transformación, porque se va haciendo en el camino de quienes lo nombramos, recuperamos y visibilizamos, y en ese camino lo hacemos propio, lo volvemos identidad colectiva, día a día, en la calle, en la escuela, en las comunidades. Eso es lo más hermoso del feminismo, se va tejiendo entre muchas”.

El feminismo es la necesidad de romper lo viejo para poder construir algo bueno para todos, para los varones también”, aclara Sandra.

mujeres 12

La resistencia al cambio

El movimiento feminista no es nuevo, ni es una moda del momento. Nació alrededor del año 1700 en Europa, donde se reclamaba por la igualdad de condición entre hombres y mujeres. Desde ese entonces, como afirma Cecilia, las luchas han sido innumerables: el derecho al sufragio femenino, al trabajo, a la educación, a la igualdad salarial, a la decisión sobre la reproducción y la maternidad, e incluso sobre diferentes cuestiones que no sólo se tratan de la mujer, como la ley de divorcio, el matrimonio igualitario, la ley de género, la ley de educación sexual integral y tantas otras conquistas.

Como todo cambio, presenta cierta resistencia. Sandra, al respecto, expone que todos los procesos que significaron hitos en la historia compartieron esta característica. “Escucho detractores del feminismo diciendo que el movimiento es el odio al hombre. Yo soy feminista y amo a mi esposo, es un hombre maravilloso y, como él, hay muchos en el mundo que nos acompañan de igual a igual en esta nueva forma de ser y sentir, que tratan de despojarse del machismo para construir una sociedad más justa”, asevera.  Pero, como afirma Cecilia, “a esta lucha de las mujeres, el patriarcado le responde con furia y poder”.

Por su parte, Ariela dice: “El hecho de estar desinformado es lo que hace que muchos no estén de acuerdo o incluso lleguen a ser violentos cuando se toca el tema”. Y añade que a muchas personas el feminismo les da miedo, al presentarse la posibilidad del escrache social ante las conductas machistas y violentas. “El feminismo saca al hombre del lugar cómodo que tuvo durante tanto tiempo”, explica Verónica.

Según Sandra, es imperante hablar de feminismo en todos los ámbitos de la sociedad, pero estando informados, para no repetir discursos que no son producto de nuestro propio juicio: “Es tan cómodo no pensar, repetir, discutir sin saber, tener un conductor de TV que piensa por mí, o un pastor, o una vecina. Hay que pensar por uno mismo. El feminismo es un movimiento que ayuda a pensar y crecer desde el conocimiento”.

 

Las expresiones del feminismo

Uno de los puntos de discusión acerca del movimiento trata de su forma de expresarse. Intervenciones como los grafitis en espacios públicos, la visibilización de los cuerpos, o los zapatos colocados en la Plaza Cívica durante la marcha del 8 de marzo pasado, para algunos sectores sociales se configuran como hechos que le quitan importancia al verdadero mensaje del feminismo. “Prefiero una teta en el reclamo y no en la frivolidad de un programa de televisión. Qué importa la forma del reclamo si nos están matando. Qué importa si muestran las tetas, si pintan paredes. Nos están matando. Muchas veces lloro cuando leo comentarios donde se destroza a mis compañeras en redes por el feminismo. El feminismo es amor, en contra de la violencia, en contra de la muerte”, comenta Sandra.

Verónica asevera: “La desnudez escandaliza cuando no sirve para vender o exhibir a las mujeres como objetos, o cuando se sale de los estereotipos de belleza. Las paredes se pintan. Las mujeres, trans y niñas violadas, empaladas, quemadas, torturadas y muertas no vuelven más. Eso sí que es violento”.

 paro de mujeres

 

Saber que nos tenemos

“El feminismo le grita en la cara a los machos violentos que la otra es mi hermana, que si tocan a una nos tocan a todas, que si te desaparecen o te matan, somos muchas las que vamos a salir a gritar tu nombre y no vamos a dejar que te olviden. Eso es inmenso, es conmovedor. Saber que nos tenemos”, afirma Cecilia. Recordando a las Abuelas de Plaza de Mayo y a su labor, la artista reflexiona: “Todas estas mujeres han caminado el mundo antes que nosotras, y más allá de las particularidades, sus luchas tienen algo en común: son luchas colectivas. El feminismo es de a muchas”.

Sandra, que fue víctima de una paliza bestial por parte de su ex pareja, explica: “Yo fui parte del 40% de mujeres que intentó abandonar una relación por celos, y fui brutalmente golpeada, quedando desfigurada. Recién este año me animé a contarlo, para que otras mujeres se sientan identificadas y que no les pase lo mismo, y para que aquellas que consideran que el feminismo no las representa, entiendan que el feminismo es la lucha por el derecho a vivir, crecer y desarrollarnos sin miedo, sin opresión”.

El feminismo es revolución constante. Es, como dice Sandra, un río que va y no se puede contener. Desde la educación, la charla, el encuentro, la calle, y sobre todo, la escucha, el movimiento feminista pisa fuerte y no tiene intenciones de retroceder.

 

Lunes 3J

Mujeres Unidas San Francisco convoca a los vecinos de la ciudad a participar de las actividades programadas para el lunes 3 de junio a las 19 en la plaza Cívica para recordar el origen del movimiento nacional feminista #NiUnaMenos.

En ese contexto realizaron una invitación pública para que participen el Consejo Municipal de la Mujer. Para el lunes está prevista una concentración en la que se realizará un Círculo de la palabra y luego una marcha hacia el Palacio Municipal, en donde darán lectura a un documento y exigencias que reclaman al Estado.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar