Juez Federal sostuvo que están tratando de determinar la “adulteración” de la carne secuestrada

Local 22 de mayo de 2019
La investigación sigue su curso aunque con diferentes versiones desde los órganos oficiales. Son dos las carnicerías clausuradas en la ciudad de Frontera y hasta ahora tres personas involucradas, aunque no fueron imputados.
Juez Pablo Montesi
Pablo Montesi

Para el juez Federal de nuestra ciudad, Pablo Montesi, hasta el momento no se puede hablar de una “mafia de la carne”, aunque sí reconoce que se desbarató una organización dedicada a la faena y distribución de animales, los cuales lavaban y les aplicaban supuestamente sustancias para adulterar el color y evitar la descomposición de los diferentes cortes que luego eran comercializados en carnicerías. Esto último es lo que se trata de determinar en estos momentos.

“Estamos en proceso de investigación, con pruebas para realizar. Se allanaron nueve domicilios, cuatro de ellos eran carnicerías y dos fueron clausuradas en la ciudad de Frontera”, explicó el magistrado en diálogo con El Periódico.  

Montesi señaló que todavía el fiscal “no realizó ningún tipo de imputación, tampoco fue requerido de parte suya ningún tipo de detención en allanamientos”, agregó.

Cabe recordar, que Gendarmería Nacional allanó de forma simultánea la semana pasada nueve domicilios ubicados en las ciudades de San Francisco y Frontera. Los procedimientos fueron realizados el pasado viernes y permitieron decomisar 2.771 kilos de carne de origen animal en avanzado estado de descomposición no apta para consumo, según informó el último domingo la fuerza que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación.

El juez Federal recordó que la investigación comenzó hace aproximadamente dos meses y que se tienen en cuenta dos situaciones: “Por un lado el faenamiento clandestino, donde eso produce la introducción al mercado de carne que no respeta las condiciones de salubridad. Por el otro está la posible utilización de elementos químicos, que implica otra circunstancia particular. Una cosa es vender alimentos en contravención de la normativa, sin habilitaciones correspondientes y otra cosa adulterar la carne para la venta”, afirmó, indicando que actualmente “estamos en ese proceso tratando de determinar la adulteración, estamos en ese análisis; estamos en la línea de que el faenamiento clandestino existió y ahora estamos tratando de determinar en una investigación profunda si en esa cadena de obtención de la carne y en su comercialización se utilizaron productos químicos que transformarían esa carne en adulterada”. Esto último, dijo Montesi, será esclarecido con los resultados de las pericias a los cortes cárnicos.

La investigación

Por su parte, el fiscal Federal Luis María Viaut, aclaró que hasta el momento no hay imputados, tal como circuló desde su misma fiscalía, sino “involucrados”, en este caso tres personas, aunque pueden ser algunos más con el correr de los días.

“Lo más importante hasta el momento es que logramos cortar el circuito mayorista para evitar las peores consecuencias”, aclaró Viaut a este medio.

Luego afirmó que no hubo pedidos de detención.

Durante los allanamientos, los gendarmes también incautaron armas de fuego, municiones de diferentes calibres, computadoras, dispositivos móviles, vehículos, dinero en efectivo, freezer y caja de transporte empleada para depósito y documentación de interés a la causa.

 

 

 

 

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar