Condenan al "gigoló" a un año de cárcel por estafar a una ex

Policiales 06 de mayo de 2019
Javier Bazterrica fue sentenciado por quedarse con $ 80 mil de una rosarina. El fallo destacó que engañó a otras víctimas para que le confiaran su dinero.
gigo

El “gigoló” Javier Bazterrica, fue sentenciado a un año de prisión en suspenso por estafar a una rosarina con quien había iniciado una relación amorosa.

El juez Juan José Alarcón condenó a Bazterrica por simular ser rico para conquistar a una mujer, engañarla y quedarse con 82 mil pesos.

María Fernanda Vergara lo denunció en 2013 y el Gigoló fue procesado en 2016 por la jueza Delia Paleari. El fiscal Guillermo Corbella había pedido tres años de cárcel, mientras que la querella, seis años.

Para la Justicia, Bazterrica “desplegó un ardid sustentado en la tenencia de riqueza familiar” con el que engañó a Vergara y su familia. Además “hizo que le confiaran la custodia del dinero, parte del cual fue a parar a las arcas del imputado”.

El juez señaló que “la maniobra para ganarse la confianza generaba que la víctima voluntariamente colocara el dinero o bienes a su disposición”.

Y concluyó que “el engaño figura como el elemento central a partir del cual el agente obtiene la disponibilidad del dinero, descartando la figura de hurto y emergiendo la de estafa”.

La víctima

La mujer que denunció a Bazterrica se llama María Fernanda Vergara. Al parecer lo conoció a mediados de 2013, luego de que la contactara por Facebook cuando ella estaba de viaje en España. Según indicó, le dijo que era contador, corredor de bolsa y jugador de polo.

Tras iniciar una relación formal, le propuso vender su departamento y comprar otro, entre los dos, cerca del río. Le dijo que él guardaría parte de la plata de la venta para reinvertirla y la convenció de esconderla en un neceser con llave de la que sólo ellos tenían copia.

Un día, Fernanda lo descubrió abriendo el mueble donde guardaban el dinero. Cuando ella revisó por pimera vez faltaban 30 mil pesos. La pareja discutió y él prometió conseguir el dinero que faltaba. 

Tras eso Fernanda descubrió que incluso le faltaba más plata; unos 80 mil pesos. Revisó los papeles de su pareja y encontró recibos de sueldo donde figuraba que él era mozo. También tarjetas robadas. Llamó a la Policía y lo denunció.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar

Te puede interesar