Buenos Aires: una mujer murió tras sufrir 200 cortes por las mordeduras de un pitbull

Más información 14 de abril de 2019
La víctima tenía 62 años. Sucedió en la localidad portuaria de Ingeniero White.
pitbull
La autopsia realizada esta noche determinó que la mujer "falleció por un shock hipovolémico. - Foto: ilustrativa.

Una mujer de 62 años murió ayer al recibir más de 200 cortes por mordeduras de un perro pitbull, propiedad de su familia, en un hecho ocurrido en el interior de una vivienda de Ingeniero White, Buenos Aires, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió en las primeras horas de la tarde cuando personal de la comisaría tercera de Ingeniero White, próxima a Bahía Blanca, fue alertado por el servicio de emergencias 911 debido al hallazgo de un cuerpo en la vivienda ubicada en la calle Sisco al 2600.

"Al llegar al lugar los efectivos se entrevistaron con un hombre identificado como Marco Iglesias, de 31 años, quien les refirió que su madre había sido mordida por un perro de la raza pitbull de su propiedad", detallaron a Télam las fuentes consultadas. 

Fue entonces que los policías junto con personal médico ingresaron a la vivienda donde encontraron en un baño el cuerpo de Liliana Escudero, de 62 años.

"La mujer presentaba mordeduras en ambos antebrazos con heridas sangrantes al parecer compatibles con las mordeduras del perro", agregaron las fuentes.

La autopsia realizada esta noche determinó que la mujer "falleció por un shock hipovolémico, es decir hemorrágico, a raíz de más de 200 cortes de mordeduras efectuados por el perro".

Se trata del segundo ataque de perros ocurrido en pocas horas en Bahía Blanca, ya que el pasado martes cuatro personas resultaron heridas luego de ser mordidas por un perro de la raza dogo.

Tras el ataque, un vecino procedió a sacrificar al animal y minutos después las personas heridas fueron trasladadas al hospital municipal, donde fueron dadas de alta luego de las curaciones, informaron las fuentes.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar