Maximiliano y Agustina: primos de exportación

Deportes 06 de abril de 2019
Agustina y Maximiliano Gay se preparan para participar en competencias internacionales en el mes de abril. Agustina en el Sudamericano de Natación y Maximiliano en el torneo de Montaigú en Francia con Girondins de Bordeaux. Su familia, orgullosa, los acompaña en un camino difícil de transitar en una edad temprana.
Maximiliano y AGustina Gay
Maxi y Agustina, junto a sus abuelos Jorge y Silvia Gay.

La alta competencia para los más jóvenes siempre fue un camino difícil de recorrer y el rol de familia como sostén emocional y educativo cobra un papel fundamental para el desarrollo de los deportistas.

Es el caso de los primos Agustina y Maximiliano Gay, con un gran futuro en sus disciplinas, quienes se preparan para participar en competencias internacionales desde la próxima semana: Agustina representará a la Argentina en el Sudamericano de Natación que se desarrollará en Chile del 9 al 13 de abril, mientras que Maximiliano viajará a Francia para participar con Girondins de Bordeaux del Mundial de fútbol de Montaigú y en agosto se incorporará definitivamente al equipo francés en las categorías inferiores.

La preparación

“Desde que volví de Santiago estuve entrenando de la misma manera con doble turno. Como empecé el colegio tengo que entrenar a las 5 de la mañana, después voy a la escuela, a las 3 voy al gimnasio y a las 5 empiezo de nuevo natación. Todo eso tres veces a la semana”, indicó Agustina.

“Ahora estoy bajando la carga porque voy a Buenos Aires para viajar a Chile”, comentó la joven nadadora del Sport, que con 14 años cumplirá con su segunda participación internacional.

En tanto, Maximiliano ya estuvo en Francia donde fue a entrenarse con el equipo competitivo y fue observado por los entrenadores. Fue el jugador más joven (12 años) en viajar a Girondins de la mano de Proyecto Crecer. “Fue muy lindo porque la primera vez ni había terminado el Baby, nunca pensé que tan chico podía ir. Seguí trabajando para lograr lo que hoy conseguí, que es formar parte del plantel del club”, contó el joven.

Los abuelos orgullosos

“Estamos muy felices y muy contentos por ellos porque logran sus objetivos, nosotros apoyando en lo que podemos, que les vaya bien, que les guste, que progresen y veremos que les depara la vida”, indicó Silvia, una de sus abuelas.

Ser padres de dos cracks

“Para nosotros es importante que se sientan cómodos, que les guste, y lo que tratamos de hacer es alivianarlos y no meterles presión, que sean felices haciendo lo que hacen”, explicó Alejandro, papá de Maximiliano.

“Trato de hacerle un paralelismo en lo que es la formación académica, mi hijo más grande estuvo un año prepararse para ingresar a la facultad. Él también va a tener una vida profesional, va a tener que prepararse físicamente, con otra alimentación. Va a hacer una carreara profesional y uno trata de aconsejarlo, de alivianarle el tránsito para que entienda la dimensión que conlleva esto”, agregó.

“Es más difícil ser un jugador profesional que recibirte en una carrera. Tarde o temprano con constancia y dedicación te recibís, como jugador profesional es distinto porque hay otros factores que influyen en el éxito”, consideró.

En tanto, Julián, padre de Agustina y hermano de Alejandro, señaló que pese al gran desempeño de su hija la natación “no le dará de comer”.

Agustina sabe que la natación es un deporte amateur en todo el mundo, así que mientras ella tenga edad y lo pueda hacer de la mejor manera posible… pero sabe que su función va a tener un límite. Sabe que va a tener que estudiar para hacer una carrera porque no se vive de la natación”, explicó.

Prepararlos para ese desafío, por más cruda que sea la realidad, también es importante en una joven que viene rompiendo récords nacionales y representando a nuestro país en las competencias más importantes. “Los logros que tiene son para ella y es consciente que algún día se va a tener que dedicar a otra cosa”, precisó su papá.

Trascender sin secretos

Ambos jóvenes tienen bien en claro cómo trabajar para llegar a lo más alto. “Siempre hay que agregarle algo más a lo que hacés. Si querés sobresalir, tenés que hacer lo mismo y mejor que los demás, yo lo hago porque me gusta y por los resultados que tengo lo haré hasta que me canse, que no creo que sea pronto”, dijo Agustina.

“Yo me entreno todos los días, hago gimnasio por mi parte, si querés ser alguien tenés que sobresalir y no dar ventaja. Hay que hacer sacrificios, por ahí uno no se puede juntar con los amigos y eso hoy es feo pero el día de mañana ese sacrificio dará sus frutos”, destacó Maximiliano.

Te puede interesar

Te puede interesar