El primer tractor "híbrido" del país se desarrolló en Córdoba

Más información 25 de marzo de 2019
Es un proyecto de la empresa Pauny. El motor combina el uso de gasoil y electricidad.
Tractor-Pauny-hibrido_1553517107
El modelo articulado 780, presentado por Pauny en Expoagro 2019, compartirá el motor diésel con el híbrido. - (Foto: Nicolás Bravo / La Voz del Interior)

Un desarrollo de la fábrica de maquinaria agrícola Pauny va camino a marcar un hito en la industria nacional. Se trata del primer tractor "híbrido" del país: funcionará con un motor que combina gasoil y electricidad.

Según adelantó La Voz del Interior, la primera unidad, que será un modelo articulado de alta potencia (entre 310 y 350 caballos de fuerza), se comenzaría a probar en agosto próximo, previo a la siembra gruesa.

El innovador proyecto se realiza en una alianza junto al grupo ruso Ruselprom, que se dedica a la fabricación de motores y generadores eléctricos. 

Características

A grandes rasgos, el nuevo tractor funcionará de la siguiente manera: el motor diésel, de marca Cummins, que equipa a los modelos 710 y 780 de la marca, hará funcionar un generador eléctrico que a su vez abastecerá al motor eléctrico.

“Si el tractor requiere potencia, el motor eléctrico le avisa al generador que necesita más electricidad. A su vez, el generador le pide al diésel mayor velocidad porque necesita más corriente”, precisó el gerente de Planta de Pauny, Eduardo Barbieri.

El impulsor está equipado con una caja de transferencia y de reducción con salida hacia el tren delantero y el trasero, lo que le permitirá al tractor trabajar a velocidades de entre 0,5 kilómetros y 36 kilómetros por hora.

Más allá de tratarse de un vehículo cuyo desempeño en el campo será más amigable con el ambiente, desde el punto de vista de emisiones, también tendrá un beneficio económico. Sus realizadores estiman que el ahorro de combustible (gasoil) podría ser de entre 15 y 20 por ciento. Es decir, un tractor que consume 60 litros de gasoil por hora gastaría 50 litros con el nuevo impulsor.

En cuanto a su precio de venta, el objetivo de sus fabricantes será que sea los más competitivo posible. La diferencia, en principio, sería entre 25 y 30 por ciento más caro que con un tractor convencional.

Te puede interesar

Te puede interesar