Sigue la lucha de la Biblioteca Popular para no perder su edificio

Local 11 de febrero de 2019
El centro cultural deberá enfrentar un juicio en los próximos días a raíz de un accidente laboral acontecido hace varios años. "La pérdida del inmueble hiere de muerte a la institución", dijo su abogado defensor.
Biblioteca popular

Continúa desde el Centro Cultural y Biblioteca Popular la campaña para dar a conocer la situación por la que se encuentra pasando la institución, que el 26 de febrero deberá afrontar el primero de los juicios laborales de parte de una exempleada, cuyos procesos podrían derivar en el remate de la sede.

Así, con diferentes videos difundidos a través de las redes sociales, miembros de la Comisión Directiva del Centro Cultural y Biblioteca Popular llaman a "salvar la Biblioteca". Y a través de los mismos, invitan a la comunidad a una asamblea extraordinaria para el sábado 16 de febrero a las 19 en avenida del Libertador (N) 159, para que socios y público en general puedan conocer más acerca del tema.

En ese sentido Damián Bernarte, el abogado defensor de la institución, dialogó con El Periódico y explicó la Biblioteca Popular deberá enfrentar dos juicios, que inició una exempleada.

"De esos juicios, ahora en febrero está lo que se llama audiencia de vista de causa, que es como la audiencia oral final. En el fuero laboral es un juicio en donde entre otras cosas se discuten los rubros laborales y rubros indemnizatorios, donde se discute la indemnización. Y después está en trámite, que también va a llegar a la audiencia oral, de vista de la causa, un juicio por una incapacidad, por un accidente que reclama la misma empleada", explicó el letrado.


Podrían rematar el edificio

De ser adversos los juicios para la institución cultural, la misma podría perder su edificio de avenida del Libertador (N) 159.

"Son dos juicios en donde la suma que se discute supera ampliamente cualquier capacidad de pago que tenga la Biblioteca Popular. Entonces sí representa en toda la gente de la biblioteca una situación de incertidumbre que es entendible", agregó Bernarte.

Pero la defensa espera puedan agotarse todas las instancias de diálogo previas: "La expectativa inicial es la de agotar las instancias de diálogo para lograr un entendimiento con la otra parte. En los juicios laborales uno tiene la posibilidad de generar acuerdos en cualquier momento. Esto yo lo uso no solo en este caso, en mi profesion general más allá de quién tiene razón, es decir a quién le asiste el derecho, uno siempre trata de encontrar una instancia que permita el entendimiento a través del diálogo".



Sobre cómo podrían continuar las cosas, detalló: "Entiendo que lo primero que hay que hacer es agotar las posibilidades de entenderse con la contraparte en cuanto a la manera de resolver el conflicto. Y si no hay un entendimiento ya lo deben resolver los jueces, la Cámara del Trabajo. En este caso las posibilidades son de pacto o gallareta. Que le salga bien a la Biblioteca o a la exempleada. En el caso que le salga bien a la exempleada empieza ahí sí empiezan a correr riesgo, de alguna manera, los bienes de la Biblioteca. Porque si en todas las instancias judiciales el resultado es adverso para la Biblioteca, y no tiene la manera de generar los recursos financieros para pagar lo que sería una sentencia adversa la actora, en este caso la exempleada, lo más probable es que trate de cobrarse a través de los bienes de la biblioteca y el único bien de valor significativo que forma parte del patrimonio es su inmueble. Es decir que un resultado adverso en todas las instancias judiciales, pondría en riesgo lo que es la estructura, el inmueble, que podría ser rematado y con esto entendemos que la pérdida del inmueble hiere de muerte a la institución en sí".

Por último, el profesional auguró una salida airosa de la situación: "Es una cuestión icónica, la Biblioteca Popular es uno de los lugares, sino el más importante, vinculado a la cultura de nuestra ciudad. Uno dice 'la biblioteca' y uno sabe dónde está. Se toma como lugar de referencia. No es un grupo de libros. Es la institución de la cual una parte importante es su sede. Entonces nosotros apelamos al diálogo, porque entendemos que la contraparte entenderá esta situación, de que el juicio es ante un símbolo de nuestra comunidad".

"También entendemos que nuestra comunidad acompañará a la Biblioteca en defensa de lo que es un bastión en lo que tiene que ver con educación y cultura para San Francisco", concluyó el letrado.

Te puede interesar

Te puede interesar