La Escuela de Arquería encara un año lleno de proyectos

Deportes 10 de febrero de 2019
A pocos años de su nacimiento, su crecimiento fue vertiginoso. Este 2019 esperan sumar nuevos deportistas, capacitar entrenadores y acondicionar el predio donde entrenan.
astengo giletta fanelli
Astengo, Giletta y Fanelli, tres de los arqueros de la escuela.

A cinco años de su nacimiento, la Escuela de Arquería de la Asociación Civil  Familia Piamontesa sigue creciendo. La institución se prepara para encarar un 2019 lleno de proyectos.

Jimena Giletta, deportista destacada en el último tiempo; Horacio Fanelli, uno de los más “veteranos” y Sebastián Astengo, uno de los más “nuevos”, visitaron El Periódico para contar cómo fue evolucionando la actividad y cómo la escuela afronta el año.

“La escuela de arquería hace cinco años que funciona. Siempre se quedó con un grupo de gente a la que le gustaba la arquería que se juntaba a tirar por ocio o hobbie”, comenzó Giletta.

La joven arquera agregó que hace dos años, con la invitación de la Liga Social de Amigos Arqueros (LISOAR) de Córdoba, se empezaron a organizar torneos en distintos lugares de la provincia. Y que en 2018 fueron invitados para participar en la liga nacional (FATARCO). En esa oportunidad, un grupo de quince arqueros se asociaron. Y el año pasado comenzaron a competir a nivel nacional.

Eso los llevó a trabajar en la formación de una subcomisión “para hacer más formal las cosas y constituirnos como un club verdaderamente”, detalló Giletta. La joven explicó que la tarea del equipo será la de promover la arquería en la ciudad.

Un deporte que resurgió

Fanelli, uno de los más “veteranos” en la actividad, la cual retomó tras 26 años, recordó que el deporte ya se practicaba algunos años atrás. “En el año 85 más o menos había un club. En ese entonces se tiraba en el Aero Club. Se hicieron dos torneos importantes, dos Sudamericanos, venían de Uruguay, Chile, Brasil. Esos torneos se hicieron en la Sociedad Rural”, recordó.

Y explicó: “Hay cuestiones institucionales que llevan a un desgaste y a no querer continuar con algo, no por el deporte en sí, sino por estas cuestiones de comisiones y esas cosas”.

Crecimiento

Fanelli destacó el crecimiento acelerado que tuvo la escuela. “Empezaron diez arqueros y hoy somos quince. Este año es el año que más arqueros sumamos y ya logramos que tres de los nuevos de federen”.

“Tuvimos un muy buen promedio con 52 medallas en el primer año en que estamos compitiendo y logramos que seis arqueros lleguen a la final nacional de indoor, donde se tira 18 metros, y dos trajeron premios”, sumó Giletta.

Asimismo, también crecieron en cuanto a capacitación, incorporando los dos primeros entrenadores oficiales: “El año pasado todo lo que se logró fue a pulmón, porque no teníamos una base de entrenamiento. Recién el año pasado pudimos hacer alguna clínica de entrenamiento que sirvió para la final nacional. Y a partir de este año ya hay dos integrantes que hicieron los cursos de entrenadores, así que las metas son distintas”, contó Fanelli.

Proyectos a futuro

Los integrantes de la escuela trabajan para que siga progresando. Además de capacitar a nuevos entrenadores, que en la actualidad son sólo dos, otro de los objetivos del año es conseguir al menos 20 contenciones (estructuras para detener las flechas).

“Estamos buscando donaciones. Las contenciones llevan cartón, silo bolsa o de alimento balanceado grandes, cámaras de auto o camión, y cartones grandes, como de cajas de electrodomésticos. Nuestra idea es conseguir pintura o cal para armar la cancha. O fardos. La idea es armar, tener más o menos 20 contenciones armadas”, enumeró Giletta.

“Me sirve para liberar el estrés”

Sebastián Astengo es uno de los últimos arqueros en sumarse, en su caso en agosto del año pasado.

Llegó a la escuela para llevar a sus hijos, tras enterarse de su existencia por las redes sociales. “Fui, conocí al grupo, me encantó el deporte, entonces empecé. Mis hijos por distintas cuestiones no pudieron seguir así que seguí yo. Arranqué hace muy poquito. Lo que más me gustó fue la camaradería que hay dentro. Por más que es un deporte individual, el grupo que hay ahí adentro muy lindo, muy sano. A mí personalmente me sirve para liberar el estrés. Porque para tirar se requiere cierta habilidad, hay pasos para llegar a tirar bien. En la línea de tiro hay un silencio absoluto, todos se respetan”, reconoció.

La arquería, en las escuelas

Los integrantes de la escuela subrayaron que el deporte se haya incluido en las escuelas en el último tiempo, lo que le dio difusión. “En su momento solo se daba fútbol, softbol, básquet, vóley. Y hay otros deportes de esa importancia pero que no se promocionan. Llevar la arquería a las escuelas fue una iniciativa de un profesor que ya en aquella época tiraba con arco”, destacó Fanelli.

Sumar deportistas

Desde la escuela siguen sumando alumnos. Los requisitos básicos comprenden contar con una edad igual o mayor a 12 años y tener disponibilidad para entrenar los sábados, de 9 a 11 en época estival, y de 10 a 12 en los meses más fríos.

Te puede interesar

Te puede interesar