Eliseo Valsagna, el hombre en la ventana que cumple un siglo de vida

Local 09 de febrero de 2019
El 4 de marzo este vecino de barrio Catedral cumple 100 años. Conserva su memoria intacta y disfruta las tardes de verano sentándose frente a su ventana donde más de un conocido lo saluda y lo recuerda de su trabajo en Casa Scocco. Te contamos su historia.
Eliseo Valsagna
Eliseo organiza la fiesta de sus 100 años.

“No hay receta para llegar a los 100 años, creo que el haber trabajado bien, no tener vicios y a eso sumarle un poco el ejercicio”, dice Eliseo Valsagna, un vecino de nuestra ciudad que el próximo 4 de marzo cumplirá 100 años de vida.

Sentado en el borde de su ventana en barrio Catedral se sienta tranquilamente a observar pasar el incesante tráfico de avenida Juan B. Justo. Nació en Devoto un 4 de marzo de 1919, luego vivió pocos años en Arroyito y en 1933 se mudó a San Francisco con sus padres y su hermano. Lleva más de 80 años viviendo en el mismo barrio. Se casó junto a Alcira Lucía Cerino con la cual tuvo a sus tres hijos: Alberto Eliseo, Oscar Osvaldo y María Elena.

Con un siglo a cuestas, Eliseo conserva una memoria prodigiosa, le gusta ver fútbol y cada sábado se las arregla para conseguir y leer El Periódico.

Trabajar de adolescente

De adolescente, Eliseo comenzó a trabajar en Casa Scocco, ubicada en Juan B. Justo esquina 9 de Julio: “En aquella época había que trabajar para ayudar a la familia. Era otra la mentalidad.  Empecé a los 15 años como cadete y fui ascendiendo. Era un almacén, como un supermercado actual, donde había lo que uno buscara. Ahí trabajé 43 años. Todavía hay gente que pasa y me recuerda ‘usted nos daba la yapa’”, cuenta Don Eliseo.

Cuando cerró el comercio, en el que terminó siendo socio de las hijas del fallecido dueño, luego trabajó unos años en la firma Godeco y allí finalmente se jubiló en el año 1978.

IMG_0031

Según Eliseo, su trabajo y su forma de vivir fueron otros de los motivos que le permitieron llegar a sus 99 años. “Mi padre murió joven, trabajaba en el campo en condiciones muy duras, yo creo que tuve suerte de estar donde me tocó”, afirma.

Algunas pasiones

Eliseo fue ciclista amateur, formó parte de la comisión del Cycles Moto Club San Francisco y fue un asiduo colaborador en Sportivo Belgrano, ya que era amigo de uno de los fundadores de la institución deportiva, don Alfredo Scocco.

También fue colombófilo y formó parte de la Comisión Directiva de la Asociación Colombófila San Francisco.

“Me gustaba el ciclismo, me dediqué de forma amateur. Es más, con un grupo de amigos nos íbamos en bicicleta a Devoto donde tengo parte de familia-es primo hermano de los Arias creadores de la mítica orquesta-, a ver los ensayos y a tomar mates”, recuerda.

Además, don Eliseo confiesa haber sido uno de los fundadores de la ‘Peña del 19’, un grupo de hombres y mujeres nacidos en el año 1919 que se juntaban regularmente. “Nos reuníamos todos los meses y éramos muchos. Hasta participó el ex intendente ‘Totó’ Cornaglia. Pero hace unos años se abandonó porque ya casi no queda gente de aquella época”, se lamenta.

Ninguna privación

Don Eliseo revela que no se priva en las comidas aunque admite que no come en abundancia como en otras épocas. A veces hasta se saca el gusto de probar un buen vino y cada tanto un vasito de fernet con coca. “Un fernecito nunca cae mal”, asegura con una sonrisa. 

Mientras tanto junto a sus hijos se encuentra organizando su cumpleaños: “Vamos a hacer una fiestita para juntar a los parientes”, dice. Sin embargo, ya son más de 50 personas las que asistirán a los 100 años de Eliseo para agasajarlo con una fiesta donde seguramente habrá sorpresas y emociones.

IMG_9967

De sus tres hijos Eliseo recibió siete nietos y cuatro bisnietos.

Te puede interesar

Te puede interesar