La Liga Cardioprotegida: un orgullo nacional

Deportes 27 de enero de 2019
El sistema de prevención y cobertura de salud que pusieron en práctica la Liga de Baby Fútbol y Ucemed se fortalece. El balance realizado, luego del primer año de aplicación, es ampliamente positivo con resultados que colmaron las expectativas en el Nacional de Baby Fútbol.
liga cardioprotegida
Diego Lahournere, Jorge Frócil y Sergio Olguín, principales responsables del proyecto.

El Baby Fútbol de San Francisco celebra la exitosa implementación del proyecto de la Liga Cardioprotegida. El Nacional fue el broche de oro y puso en evidencia el acierto en esta decisión innovadora que lleva adelante el grupo Ucemed.

“El balance es excepcional porque esto nadie lo hubiera pensado hace dos años, era algo utópico poder cardioproteger a tantas canchas y a tanta gente. Muchas veces se planteó tener una ambulancia por cancha y un médico por cancha, pero lamentablemente en este país es imposible eso”, indicó Diego Lahournere, director médico de Ucemed e impulsor de la iniciativa.

“Vimos las posibilidades de solucionar ese problema, en conjunto con la Liga de Baby Fútbol, Ucemed y el Centro Médico. Dentro de todo ese cúmulo de pensamientos salió la `Liga cardioprotegida´”, comentó.

“Comenzamos capacitando a los paramédicos a través de la fundación SIEM y todo fue creciendo. En menos de dos años se pudo cardioproteger a todas las canchas de Baby Fútbol y disponer de un paramédico capacitado en RCP, BLS, primeros auxilios; y tener el material necesario para atender como primer respondiente una emergencia y el apoyo logístico de Ucemed”, agregó Lahournere.

“Tener una culminación como la que hemos tenido en el Nacional, con un evento de prevención de RCP en una cancha de fútbol yo creo que no lo hay en otra competencia deportiva”, destacó el referente de Ucemed sobre esta acción que promovió en el último Nacional.

“Quedó en evidencia que capacitando, previniendo y poniendo paramédicos en la cancha podíamos atender, responder y solucionar problemas. Lo logramos, pero vamos a apostar a algo más este año”, precisó Lahournere.

“El paramédico es una profesión que no es reconocida pero que existe, es un llamado de atención en el área de salud, debieran trabajar en la matriculación de los paramédicos, con ciertas características, pero son necesarias”, dijo Lahournere.

Eficiencia de trabajo

“Como servicio de emergencias nos ha permitido mejorar notablemente el tiempo de respuesta, al no tener vehículos ocupados en casos que no son emergencias, y tener a alguien que de un soporte vital hasta tanto un vehículo llega a la cancha es sumamente importante”, indicó Sergio Olguín, instructor en RCP y paramédico.

Olguín subrayó que se formaron casi 340 personas entre cuerpos técnicos, árbitros y jugadores, junto a más de 19 paramédicos capacitados con normas estrictas. “No deja de ser una tranquilidad para la gente de la liga y para nosotros saber que hay alguien está dando respuesta y que los chicos están en condiciones seguras”, precisó.

“Han podido darle a gente de todo el país que hay venido a el Nacional condiciones seguras para todos”, dijo Olguín.

SECUNDARIA
Uno de los chicos debió ser asistido en la final del Nacional de Baby y la respuesta fue inmediata.



Respuesta rápida

“El broche de oro de esto se vio con lo que pasó el sábado en cancha de Cabrera, en la final. Eso se ve en pocas canchas de una liga amateur como la nuestra, donde en un momento un chico necesitó los servicios y la ambulancia, junto a los paramédicos tuvieron una respuesta inmediata con un diagnóstico preciso de la situación”, señaló Jorge Frócil, presidente de la Liga de Baby Fútbol.

Nosotros como liga estamos orgullosos de ser una de las primeras o única liga cardioprotegida. Tener gente capacitada en RCP, haber conseguido los aparatos y tener uno en cada cancha, tener paramédicos, nos da una tranquilidad muy grande. Me ha tocado vivir otros Nacionales donde han pasado cosas y hoy tenemos la tranquilidad de que no van a volver a pasar”, contó.

“En la final había cerca de 3 mil personas y estábamos cubiertos con dos paramédicos, ambulancia y dos médicos”, dijo Frocil.

“En las primeras reuniones parecía utópico y un mes después lo tuvimos que usar. Hay una persona más caminando entre nosotros que pudimos salvar y eso es muy gratificante. Da resultado y todo se basa mucho en la calidad de los profesionales y la capacitación que se les da”, dijo Olguín.

La prevención empieza con los más chicos

“Estamos empezando a enseñarles a los chicos, uno ve que hay compromiso en ellos. Nadie lo tomó a la chacota, y eso nos da la pauta que hay que empezar con los chicos, a ellos tenemos que inculcarles porque son el semillero y te da mucha satisfacción este resultado”, contó Frócil.

“Otro de los detalles importantes es que la Fundación Empate también se sumó a la concientización, a todos nos puede tocar y todos lo pueden hacer”, agregó Lahournere.

“Estemos muy contentos y tranquilos, hay que ser sinceros que antes no lo estábamos, un evento como el que organizamos no es fácil manejarlo para nosotros que somos personas comunes, en otra época hubiese sido distinto. No tengo más que palabras de agradecimientos y todo lo que se pueda invertir en prevención las puertas estarán abiertas”, indicó Frócil.

 

Te puede interesar

Te puede interesar