Tras 14 años prófugo, cayó en Paraguay el argentino que figuraba entre los 20 más buscados de Interpol

Más información 13 de enero de 2019
Marcelo David Sanabria (33) está acusado del crimen de un militante peronista cometido en noviembre de 2004 en Esteban Echeverría.
marcelo-david-sanabria
Sanabria era buscado por un crimen ocurrido el 28 de noviembre de 2004.

Lo buscaron durante 14 años por el asesinato de un militante peronista. Llegó a estar entre la lista de los 20 más buscados de Interpol y se sospechaba que había abandonado el país. Finalmente, la Policía lo encontró en Paraguay, donde vivía parte de su familia.

Se trata de Marcelo David Sanabria (33), arrestado este sábado en el barrio Campo Grande de Asunción, sobre el cual pesaba una orden de captura internacional emitida por un homicidio en ocasión de robo de un hombre de 66 años en el partido bonaerense de Esteban Echeverría.

A fines de 2016, Interpol lo incluyó en la lista de las 20 personas más buscadas en Sudamérica. Siempre se sospechó que había escapado a Paraguay, donde vivía parte de su familia. Allí utilizaba el nombre de Héctor Fernández y trabajaba como albañil, según consignaron medios paraguayos.

Sanabria tenía 19 años cuando fue acusado por el homicidio de Rodolfo Manuel Guillán (66), un militante peronista –famoso por sus constantes denuncias contra el Poder Judicial en los Tribunales del sur del conurbano– al que mataron el 28 de noviembre de 2004 en su quinta del barrio El Jagüel, partido de Esteban Echeverría.

Marcelo Sanabria, con pena de 25 años de prisión por homicidio, fue detenido está mañana en el barrio Campo Grande- Ciudad de Asunción.

El cuerpo de Guillán apareció en su pieza, cubierto sólo con una bata. Tenía cinta adhesiva en la boca y había sido asfixiado con una almohada. En la casa faltaban dinero, electrodomésticos y armas.

Las sospechas apuntaron inmediatamente hacia una chica a la que Guillán había conocido un par de días antes y luego los investigadores sumaron a dos jóvenes. “En su momento detuvimos a la menor de edad, usada como señuelo para atraer a la víctima. Y otro joven que se suicidó en la celda donde estaba detenido, pero Sanabria huyó antes”, contó a Clarín una fuente de la investigación en aquel momento.

Ahora el juez penal de garantías de Paraguay, Gustavo Amarilla, deberá resolver si entrega a Sanabria a la Justicia argentina.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar