Turismo inclusivo: crean silla adaptada para meterse al río

Más información 11 de enero de 2019
Cabañeros de Santa Rosa de Calamuchita desarrollaron una para que la utilizaran personas con movilidad reducida. La accesibilidad para discapacitados va mejorando, aunque falte aún un largo camino.
silla accesible rio (1)

Dos cabañeros de Santa Rosa de Calamuchita diseñaron y confeccionaron una silla anfibia, adaptada especialmente para que personas con movilidad reducida puedan ingresar al río. Es un aporte al concepto de turismo inclusivo y accesible, que tiene aún un largo camino por recorrer en el país.

Adrián Lorefice contó que tomaron la idea de un modelo que observaron en un parador de la costa bonaerense argentina. Lorefice y Alejandro Piccione son dueños del complejo Cultura Serrana, que posee también unidades de cabañas adaptadas para discapacitados. Ambos señalan que crearon la silla para satisfacer la demanda de muchos de sus huéspedes.

“Tiene fijaciones para asegurar a la persona y no flota, porque es para que la persona tenga contacto con el agua”, añadió Lorefice.

También puede ser de utilidad para personas obesas o adultos mayores, con dificultades para sortear algunos obstáculos para llegar al río. Además, puede ser utilizada para ingresar a una pileta de natación.

Adrián consideró que Santa Rosa de Calamuchita es una ciudad bastante accesible, en comparación con otras de las Sierras, aunque admitió que faltaría avanzar en algunos aspectos, sobre todo en el ámbito privado, como dotar a más establecimientos gastronómicos y de alojamiento de baños adaptados y accesos adaptados.

Aspiran, además, a que la iniciativa de la silla se replique en otros complejos y tomen la posta también organismos oficiales, como los municipios de ciudades turísticos, para su uso accesible a toda la comunidad.

“No tiene un costo muy elevado y va a posicionar mejor a esa localidad que adopte acciones en ese sentido en cuanto a la accesibilidad de sus visitantes”, planteó Lorefice a La Voz.

Días atrás, la silla tuvo su primera prueba en el balneario céntrico El Puchuqui, que cuenta con un baño adaptado y una rampa de acceso al río.

Santa Rosa de Calamuchita fue incluida años atrás –junto a La Cumbre– en un programa provincial que financió distintas obras tendientes a romper barreras arquitectónicas, tales como rampas en esquinas y baldosas diferenciadas en las veredas de la calle principal para guía de personas no videntes.

silla accesible rio (2)

Derecho a disfrutar

“Hay cada vez más destinos que se dan cuenta de la importancia de invertir en accesibilidad”, aseguró Alejandro López, director de la Red de Turismo Accesible de Argentina.

Licenciado en turismo, conoció desde su infancia las limitaciones a las que están sumidas personas con discapacidad para disfrutar. Fue a través de su hermano Pablo, quien padece una discapacidad motriz. “Con Pablo íbamos a Mar del Plata y acceder a un balneario era muy complicado. Había que cargarlo e ir saltando obstáculos por la arena hasta llegar al mar. Eso se ha ido revertiendo, a nivel mundial y no sólo en Argentina”, reveló.

“Las personas con discapacidad y su entorno tienen derecho a disfrutar del ocio, de la recreación y del turismo; no sólo a recibir asistencia médica”, subrayó López.

Hasta hace unos 15 o 20 años, era muy extraño hallar establecimientos turísticos en Argentina adaptados a las necesidades de movilidad de personas con discapacidades. Pese a los avances en los últimos años, aún resta un largo camino para que los espacios accesibles, tanto públicos como privados, dejen de ser una excepción.

Alojamientos adaptados

En 2015, un relevamiento de la Agencia Córdoba Turismo, que no tuvo nuevas actualizaciones, determinó un listado con 37 establecimientos hoteleros y cabañeros de esta provincia con instalaciones adaptadas para recibir a personas con discapacidad.

La cifra sería algo mayor en la actualidad, aunque aún claramente minoritaria respecto del total. Los sitios de alojamiento registrados a esa fecha sumaban 2.359 en toda la provincia.

En ese relevamiento, hubo muchos establecimientos que anticiparon sus intenciones de avanzar en adaptaciones.

Córdoba tiene una lista de hoteles “accesibles”

Aún es bajo el porcentaje respecto del total.

Para conocer el detalle de los hoteles incluidos y los servicios con los que cuenta cada uno, se puede consultar en este vínculo web de la Agencia Córdoba Turismo: http://www.cordobaturismo.gov.ar/alojamientos-con-condiciones-de-accesibilidad/

Un modelo, en Uruguay

Las playas de Uruguay vienen innovando en materia de accesibilidad. Esta temporada, en Piriápolis se inauguró una –que se suma a varias ya existentes en otras zonas balnearias de ese país– especialmente diseñada y equipada para que adultos mayores con limitaciones de movimiento y personas de toda edad con dificultades motrices o cognitivas también puedan disfrutar de la arena y del mar.

El programa “Playa Accesible” se plantea como objetivo la “igualdad de condiciones”. La infraestructura consiste de una rampa, una pasarela, un piso tipo deck y una pérgola, a las que se llega por una alfombra especial que atraviesa la playa y llega hasta el mar. Se suman estaciones de juegos adaptados y sillas anfibias disponibles para aquellos que de otro modo no pueden ingresar al agua.

No se trata sólo de equipamiento: en el sitio hay personal capacitado, de diferentes profesiones, para atender la demanda, sin costo adicional.

En los primeros días, la concurrencia –desde niños a adultos mayores– mostró su utilidad.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar