Las trabajadoras silenciosas detrás del temporal

Local 08 de enero de 2019
El equipo de trabajadoras sociales del municipio realizó una incansable tarea tras el temporal del 14 de diciembre recorriendo casa por casa en los sectores afectados. Su labor fue reconocida por los funcionarios y por los mismos vecinos.
trabajadoras sociales
El grupo de trabajo junto al secretario del área, Fernando Giacomino.

Este martes el intendente Ignacio García Aresca presidió el acto de entrega de los fondos de Catástrofes y Desastres a instituciones, comercios y vecinos de la ciudad, allí destacó la solidaridad y el trabajo en conjunto de los sanfrancisqueños para poner nuevamente de pie a la ciudad tras el temporal del 14 de diciembre. Además de reconocer la labor de Bomberos Voluntarios también hizo lo propio con el equipo de trabajadores sociales del municipio, que realizaron una silenciosa pero imprescindible tarea de recorrer cada uno de los hogares afectados.

Dicho equipo que depende de la Secretaría de Salud está integrado por Cintia Méndez, Romina Pino, Verónica Cuello, Eduardo Mansilla y Melina Colombano, quienes dialogaron con El Periódico contando las tareas que debieron realizar y las sensaciones de tener que afrontar un evento de grandes dimensiones.

“Fueron tres intensas jornadas de trabajo en el terreno y el lunes siguiente continuamos los relevamientos y la documentación que nos solicitaban desde Provincia. Trabajamos horario extendido a contrarreloj para que el relevamiento terminé rápido y que la respuesta sea pronta. Y ahora en menos de un mes del hecho está los resultados”, coincidió el equipo de trabajadoras sociales.

Casa por casa

Verónica Cuello describió que el equipo trabajó con información que le iba suministrando el Comité de Crisis: “Hicimos pie en territorio y empezamos a caminar calle por calle para CONOCER las distintas situaciones de cada familia y comenzar a evaluar daños, pérdidas materiales”.

“Lo que nos interesaba saber era que todos estuvieran bien en primera instancia-añadió Romina- , hacer un listado de prioridades sobre las necesidades del momento y comenzar a trabajar. Cuando uno llega al lugar debe contener a las personas, se apunta más a lo humano, a reubicar a quien lo necesite y recién después se trabaja sobre el relevamiento de los daños materiales”.

Según relató Melina Colombano, “desde el principio el Municipio nos dio la certeza de que aquellas familias que tenían más daños en la infraestructura de la casa se les iba a dar una pronta respuesta para que nosotras llevemos esa tranquilidad”.

_DSC6700 (1)

Movilizador

Todo el equipo coincidió en que trabajar tras un fenómeno como el ocurrido el pasado 14 de diciembre “fue muy movilizador”. “Fueron días de mucha angustia, somos un equipo que trabajamos en terreno, que conocemos a las familias, hemos ido a sus casas, conocemos el barrio, entonces volver a esa casa que sabíamos que eran precarias, modestas y verlas en esa forma, desde la empatía no podés dejar de angustiarte con ellos”, sostuvo Cuello.

También comentaron que días después del temporal todavía continuaban recibiendo demanda, es por ello que existen otros 33 casos de familias e instituciones que padecieron daños y que la semana próxima tendrán la ayuda del fondo provincial.

“Sino fuéramos un equipo tan unido hubiera sido muy difícil trabajar esos días porque fue muy devastador salir a la calle y ver las familias que conocemos en la situación en la que estaban”, aseguraron.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar