Barra de Boca deportado: “Iba a pasar Navidad en Barcelona con mi familia"

Deportes 07 de diciembre de 2018
Se trata de Maximiliano Mazzaro que llegó a Buenos Aires tras pasar 20 horas demorado en Madrid. El ex número dos de La 12 dijo que no pensaba ir a ver la Superfinal.
4746803C-6FB0-41F8-BE6C-85F7361C1932
En 2013, tras seis meses prófugo, Mazzaro fue procesado y acusado como supuesto partícipe necesario del homicidio de Ernesto Cirino.

Maximiliano Mazzaro, el ex número dos de la barra de Boca, volvió este viernes al país tras ser deportado de España, desmintió haber viajado para ver la Superfinal de la Copa Libertadores y le apuntó a Daniel Angelici.

"No iba a ir a la cancha. Hace cinco años que no voy. Iba a pasar Navidad en Barcelona con mi familia", dijo Mazzaro, quien estuvo 20 horas demorado por la policía española en el aeropuerto de Barajas.

El referente de la 12 desmintió estar peleado con Rafael Di Zeo y lanzó una frase enigmática sobre el presidente del club de la Ribera: "Angelici me tiene de hijo hace rato".

Mazzaro fue deportado por sus antecedentes policiales en la Argentina. "La policía española consideró que el barrabrava Maximiliano Mazzaro es peligroso para la seguridad y fue expulsado; todo barra que viaje con antecedentes de homicidio será deportado por España", dijo Guillermo Madero, director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, en diálogo con radio La Red.

"Tengo a mi familia en España, verdugueada (sic). Ahora voy a ver cómo hago para ver a mi hijo", agregó ante los medios.

Su historial

En 2013, tras seis meses prófugo, Mazzaro fue procesado y acusado como supuesto partícipe necesario del homicidio de Ernesto Cirino, en el barrio de Liniers el 29 de agosto de 2011.

Estuvo un año y medio preso hasta que en 2014 fue absuelto junto a Mauro Martín, uno de los dos jefes actuales de la barra brava de Boca.

Bk7xkX1Ng_720x0

La seguridad es prioridad en la previa del encuentro. Por esa razón, la Policía estará especialmente atenta a la presencia de barras bravas. Según datos de la delegación del Gobierno en Madrid, llegaran a españa unos 300 de cada equipo.

El dispositivo policial previsto para el partido, que se celebrará en el Santiago Bernabéu, comprende la división de un tramo del Paseo de la Castellana, en el eje sur-norte de la ciudad, en dos zonas para separar a los hinchas de ambos equipos y evitar que se produzcan incidentes. 

También hay caminos bien diferentes a la hora de los festejos. En caso de ganar River, sus hinchas celebrarán en la plaza de la Puerta del Sol, kilómetro cero de España, mientras que, si gana Boca, sus fanáticos lo harán en la plaza de Colón, también en el centro de Madrid.

Así lo explicó hoy el delegado del Gobierno español en la región de Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, durante la rueda de prensa en la que explicó los detalles del dispositivo de seguridad desplegado para una final de alto riesgo, que contará con casi 4.000 efectivos.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Te puede interesar