Ruta 158: florecen los baches en tramos que habían sido repavimentados

Local 14 de noviembre de 2018 Por
Las obras anunciadas por el Gobierno nacional no se cumplieron. Entre Las Varillas y Las Varas se observan profundos baches, incluso en sectores que habían sido reparados a comienzos de año.
pozos ruta 158
Los vehículos deben cruzar de carril para evitar los pozos. Así está uno de los tramos reparados.

El mal estado de la ruta nacional 158 parece el cuento de nunca acabar. Y las obras prometidas para mejorar el trayecto más deteriorado, el que une a San Francisco con Las Varillas, no solo que no se hicieron sino que además en estos días se pueden ver más de una decena de profundos baches que son todo un riesgo de accidentes o roturas mecánicas para quienes la transitan. Incluso, los pozos aparecieron en tramos que habían sido repavimentados a comienzos de este año, sin que hasta el momento hayan sido reparados.

Dejando de lado grietas, ondulaciones y banquinas descalzadas de larga data, las roturas más nuevas se pueden observar entre los kilómetros 66 y 75 (entre Las Varillas y Las Varas) pudo comprobar este medio. Se trata de pozos que en algún caso superan los diez centímetros de profundidad, algunos de ellos en tramos que habían sido repavimentados este año. Y que en estos días de lluvias formaron "piletas" en la ruta.

Los nuevos baches constituyen un riesgo evidente para los conductores, que deben cruzar de carril para esquivarlos. Más en el caso de las motocicletas, ya que no es extraño que vecinos las utilicen en esta vía para trasladarse entre las localidades cercanas.

IMG_20181113_171651830
La profundidad de los pozos alcanza los 10 centímetros en algunos casos.


Las obras no llegaron

Después de años de anuncios y proyectos que no se ejecutaron, este año la Dirección Nacional de Vialidad llevó a cabo un importante obra de repavimentación de la ruta 158 entre Las Varillas y Río Cuarto, que por estos días se encuentra prácticamente paralizada.

Sin embargo, el trayecto desde San Francisco hasta Laspiur se encuentra en muy malas condiciones desde hace muchos años, sin que se hicieran más que unos pocos arreglos de emergencia. Ante esto, a mediados de año desde el organismo nacional se habían comprometido a realizar una repavimentación en este sector, una obra que también había sido anunciada años atrás y que no se había ejecutado.

“Tenemos un contrato vigente, pero que tuvo una modificación de obra por las inundaciones de los últimos años. Estamos llegando al acuerdo económico para poder empezar en breve”, había detallado Luis Figliozzi, a cargo de la Región Centro de Vialidad. Hasta noviembre esas obras no comenzaron.

La previsión del funcionario era tener el 100% de la ruta intervenida antes de fin de año, un objetivo que difícilmente pueda alcanzarse ya que en las localidades cercanas a San Francisco no solo que las obras no empezaron sino que tampoco se observan reparaciones de los baches que aparecen. 

Baches en ruta 158
Un tramo que había sido repavimentado muestra baches como este.


Mal señalizada

Otro de las deficiencias en la ruta es su mala señalización, que se agravó con la repavimentación desde Las Varillas hasta casi Arroyo Algodón, cerca de Villa María. La obra no fue correctamente demarcada: no solo que faltan las líneas en los bordes de la calzada, sino que en las curvas se pintaron líneas blancas discontinuas, cuando lo correcto hubiera sido el señalamiento con líneas amarillas continuas que prohíban los adelantamientos o que los limiten a un solo carril, como en el resto del trayecto. 

Si el propio señalamiento de la ruta permitía adelantar en las curvas, algo que está prohibido, podía provocar que dos vehículos se encuentren de frente si los conductores se guiasen por estas líneas. Ante esto, luego de que este medio denunciara la situación, la solución de emergencia fue pintar una línea blanca continua en las curvas, pero que según la demarcación que establece el Manual de Señalamiento de Vialidad, en ese color se contempla para los márgenes y no para la parte central de la ruta.

Las obras fueron realizadas por una unión entre las empresas Afema y Dycasa.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar