Horror en Estados Unidos: 13 muertos en otro tiroteo masivo en un bar de California

Más información 08 de noviembre de 2018
Un hombre, que fue abatido en la balacera, irrumpió a los tiros y lanzando bombas de humo. El violento episodio ocurrió en la localidad de Thousand Oaks.
20181108124554_35129679_0_body

Un hombre irrumpió anoche a los tiros y lanzando bombas de humo en un bar de una localidad del estado estadounidense de California y al menos 13 personas, entre ellas el agresor y un policía, murieron en el tiroteo, informaron este jueves las autoridades locales.

Cientos de personas estaban dentro del Borderline Bar de la localidad de Thousand Oaks, en el sur de California, cuando ingresó el atacante, a las 23:20, y al arribar los primeros policías todavía se escuchaban disparos, dijeron las fuentes policiales.

En el local, el más grande de música en vivo de la zona, se celebraba anoche una fiesta de música “country” para universitarios, y cientos de ellos huyeron despavoridos durante el tiroteo, algunos rompiendo ventanas para escapar, según testigos.

En declaraciones a periodistas, el sheriff Geoff Dean informó que 13 personas murieron en la balacera, entre ellos 11 clientes, un sargento de policía y el tirador.

Dean identificó al sargento fallecido como Ron Helus, y dijo que hacía 29 años que era policía y que pensaba jubilarse el año próximo. Sin embargo, no dio la identidad de ninguna otra víctima del nuevo tiroteo masivo en tierras estadounidenses.

Varios jóvenes que estaban dentro del bar dijeron a cadenas de TV locales que un hombre alto vestido de negro, con una capucha y con su rostro parcialmente cubierto disparó primero contra una persona que trabajaba en la puerta.

La joven Teylor Whittler dijo que fue al bar para celebrar su cumpleaños número 21. Estaba bailando con amigas cuando escuchó un sonido que parecían fuegos artificiales, pero cuando se dio vuelta se encontró con un hombre que portaba un arma.

Erika Sigman, de 19 años, señaló al diario Los Angeles Times que empezó a correr hacia la salida apenas escuchó los disparos y el griterío. “Soy residente de Thousand Oaks. Este es un lugar seguro. Mis padres me dejan venir, es un lugar confiable.Saber que esto pasó en un lugar en el que me siento segura me da mucho miedo. No me esperaba que pase esto en Thousand Oaks”, explicó la joven. 

Conmocionado por la noticia, el alcalde Andy Fox dijo a la cadena CNN que Thousand Oaks, de 130.000 residentes y ubicada 64 kilómetros al oeste de Los Ángeles, es “una de las ciudades más seguras del país”.

Fuente: Vía País

Te puede interesar

Te puede interesar