Por la restricción en los horarios, Complejo Ibiza ya no abrirá los sábados

Local 07 de noviembre de 2018
Los propietarios aseguran que tras la implementación de la ordenanza, de unas 700 personas que solían ir cada sábado, sólo asisten entre 150 y 200. "Ganamos plata si lo mantenemos cerrado", apuntó el propietario.
11892047_705786396219330_772393327306489420_n

A raíz de la aplicación de la nueva ordenanza que limita el horario de ingreso a boliches en San Francisco, los propietarios de Complejo Ibiza manifestaron que dejarán de abrir los sábados.

La decisión obedece, aseguran, a una reducción en la cantidad de asistentes cada fin de semana al local bailable, ubicado sobre bulevar 25 de Mayo al 1100.

De esta manera, anunciaron la decisión a través de las redes sociales, en donde manifiestan que terminarán el año con las fechas pactadas y con los alquileres a terceros.

"Lamentamos mucho esto, pero nos vimos obligado a suspender nuestras aperturas de sábado semanales.
Los dos últimos eventos que nos identifican cada año, un diciembre con Damas Gratis para sus fanáticos y a Lisandro Márquez para todos los cuarteteros, no se realizarán por dicha medida política. Complejo Ibiza aguarda respuestas a un nuevo proyecto presentado en la Municipalidad de San francisco, para evaluar su apertura nuevamente", escribieron en Facebook.

500 personas menos

En diálogo con El Periódico, Gustavo Bertinotti, propietario del Complejo Ibiza Disco, manifestó: "Nosotros tomamos esa decisión porque el cambio es muy brusco y los chicos no se están adaptando. Al ser tan brusco el cambio, los chicos están en un acto de rebeldía de quedarse en su casa o no salir. Es muy fácil tomar una medida con la inversión de otra persona. Para solventar esto tendríamos que abrir 2 o 3 meses hasta que la gente se vaya acostumbrando".

A su vez, explicó que de 700 personas que suelen ir cada sábado, desde que rige la medida sólo van entre 150 y 200. "Es trabajar para nada, ganamos plata si lo mantenemos cerrado", apuntó Bertinotti.

En ese sentido, aseguró no haber mantenido ninguna reunión con el municipio previo a la implementación de la nueva medida pero sí a posterior, ocasión en que presentó una nueva propuesta que aguarda por su resolución.

"Cuando a mi me avisan de que esto se iba a hacer, yo me presenté y llevé un proyecto de cómo adaptar a los jóvenes a todo esto. Como hoy los jóvenes no pueden consumir alcohol y encima los queremos hacer venir a las 2, yo presenté un proyecto para modificar la ordenanza. Propuse generar apertura sin venta de alcohol de un lugar exclusivo para menores. Pero como soy consciente de que los menores salen con 14 o 15 años, propuse que se modifique la ordenanza para que dejen entrar a una apertura sin venta de alcohol con una autorización y que flexibilicen a 15 años, hoy es a 16", aseguró.

Te puede interesar

Te puede interesar