"Nos duele mucho", dijo el tesorero del Club 2 de Abril sobre los destrozos

Policiales 07 de noviembre de 2018
Vándalos dañaron tejidos, bancos de cementos y asadores. Hace 15 días, también habían roto dos reflectores.
3e84452b-9b4d-46c2-922f-4e0f984d8f94
Así quedaron los bancos de cemento.

Tejidos, diez bancos de cemento y algunos asadores fueron destrozados, se cree este fin de semana, en el Club 2 de Abril de la Liga de Baby Fútbol. El hecho fue lamentado por directivos, padres y chicos que, aseguran, no es la primera vez que ocurre.

En diálogo con El Periódico, el tesorero de la institución, Carlos Gimenez, se mostró afligido y manifestó: "Esto nos duele mucho, porque uno trabaja realmente por la institución, por los niños".

"Haber llegado ayer, porque el lunes no pude ir, y encontrar con que nos habían destrozado los bancos, los asadores, nos habían tirado las parrillas para todos lados, cosas que tenemos ahí para que la gente se pueda sentir cómoda, encontrarse con todo eso te saca las ganas de un montón de cosas", reveló el miembro de la comisión.

Consultado sobre las hipótesis que manejan en torno a lo ocurrido, el hombre descartó que se trate de un intento de robo, a pesar de que algunas puertas fueron forzadas, y opinó que podría tratarse de jóvenes que frecuentan en lugar. "Pienso que deben ser muchachos que uno corre, porque nos rompen los tejidos y se meten a la cancha oficial. Nos duele, porque muchos han sido chicos que han jugado ahí en el club, no se por qué hacen esas cosas, no entiendo", lamentó.

2 de abril club

Giménez agregó: "Han levantado los bancos de cemento y no han sido chicos, sino grandes, porque son pesados, son bases de asientos que tienen 8 centímetros de alto y son anchos, los desparramaron, los rompieron. Nos duele mucho. Estamos cerca de un nacional, estamos trabajando para eso y que te destrocen todo...".

Sobre cuándo pudo haber sucedido, explicó que sospechan que fue el domingo a la noche: "Tiene que haber ocurrido el domingo a la noche porque sé que han estado metidos adentro de la cancha oficial y un integrante de la comisión andaba por allá y los corrió y a lo mejor a la noche volvieron. Estaban jugando, pero a una cancha que está llena de agua te imaginas cómo la pueden dejar, se arruina".

Sobre el final, Giménez recordó que hace quince días aproximadamente también sufrieron la rotura de dos reflectores. "Esto no para, están rompiendo por todos lados, nos rompen las luces, hace como 15 días ya nos rompieron dos reflectores a gomerazos y cada reflector cuesta entre 9 mil y 10 mil pesos", cerró.

Te puede interesar

Te puede interesar