Dos escuelas se unieron para ayudarse mutuamente

Educación 19 de octubre de 2018
Se trata de la Escuela de Bellas Artes y del IPET N° 50 “Emilio F. Olmos”. La primera de ellas cedió un tórculo para que la segunda lo acondicionara en el marco de un proyecto áulico.
44453008_351626355383125_6314321065854107648_n
El tórculo se utiliza para la impresión de grabados en metal o calcografías. - Foto: Escuela Bellas Artes.

En el marco de un trabajo conjunto, alumnos de séptimo año del IPET N° 50 “Emilio F. Olmos” llevaron adelante una investigación para estudiar y acondicionar un tórculo que es utilizado por los estudiantes de la carrera Profesorado de Artes Visuales de la Escuela Superior de Bellas Artes "Raúl G. Villafañe".

Las gestiones para acondicionar el aparato, que se utiliza bajo la cátedra "Arte de Impresión y Reproducción I y II" a cargo de la profesora Silvana Sacone, fueron realizadas por el profesor Edgardo Valdemarín y estudiantes de séptimo año, de la especialidad Mecánica, Agustín Pellegrino y Santiago Pereyra.

El proceso

Según contaron, el trabajo fue comenzado en 2017, en el espacio curricular de sexto año “Elementos de Máquinas II y fue continuado este año, en otro espacio curricular de séptimo año llamado "Formación en Ambiente de Trabajo", donde realizan pasantías en empresas afines a la espacialidad.

44471961_275752773056352_332466559320588288_n

En los dos espacios curriculares tuvieron que partir de una investigación sobre lo tenían que realizar y posteriormente realizar un croquis de lo que querían hacer, indicando qué tipo de material se utilizaría. Los jóvenes estuvieron buscando entre unos materiales que tiene la escuela proveniente del Scrap de las industrias que suelen donar y que pueden ser utilizadas: en este caso de las empresas Akron, Axion y ZF Sachs.

Así, se realizó utilizando distintos procesos de mecanizados, soldadura y trazados el diseño de algunas piezas en el software de dibujo técnico Solidworks. Posteriormente se corrigieron y transformaron en otro programa, Cura, que transforma el dibujo en códigos (Código G) que es el que se utiliza en los movimientos de los carros  en una impresora 3D. El material utilizado para las piezas fue el PLA, plástico biodegradable, que se utiliza frecuentemente por ser "amigo" del medio ambiente.

Los elementos como los tornillos y los rodamientos, entre otros, fueron solicitados a la Asociación Cooperadora. Posteriormente se realizó el armado.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar