Nacer en el circo

Local 06 de octubre de 2018
Lena tiene 10 años y desde que nació su vida está relacionada con el circo. Por gusto personal sigue a sus papás que formaron una compañía y hasta viaja con ellos.
Lena Borgogno (2)
Lena Borgogno ya hace malabares con tres pelotas.

Con apenas 10 años, Lena sabe muchas más destrezas que cualquier otro chico de su edad. Es que la pequeña nació rodeada del mundo circense, a partir de que sus papás, Luciana y Gonzalo, formaran su propia compañía circense en la ciudad.

No sólo realiza acrobacias en telas, que son su especialidad, y que continúa aprendiendo de la mano de “Sofi”, su profesora, sino también hace malabares, anda en monociclo, realiza swing con banderas y el hula hula.

Lena Borgogno (1)

 

Fanática del animé, pero con mucha pasión por la actividad circense, para la niña es natural pasar todo el verano lejos de su ciudad, viajando de pueblo en pueblo, comiendo a la orilla de la ruta o durmiendo en casas distintas, dependiendo donde el destino lleve a sus papás a trabajar. Porque “La Parlota Circo” que componen Luciana y Gonzalo, fue concebida como un trabajo, es decir, nació con objetivos profesionales.

“Lena llega en 2008. Yo me entero de ella en el primer viaje a Chile que hacemos, que para nosotros es nuestra segunda Patria”, cuenta su mamá.

Lena Borgogno (3)

“Tuvimos que dejar el circo por un tiempo-agrega-, Gonzalo quiso buscar un trabajo más estable para poder darle todo lo que ella necesitara y yo dedicarme a criarla, estuvimos de acuerdo los dos. Esos dos años y medio en que él trabajó en un supermercado no dejó de hacer malabares. De hecho La Parlota Circo, como compañía y como productora, nace a partir de Lena. Ella nos inyectó un montón de energía y entendimos que teníamos que trabajar más seriamente, abocarnos de verdad y hacerlo con toda la garra”.

Por todo el país

A raíz de la actividad de sus padres, Lena conoció muchos lugares del país, además de Chile.

Lena Borgogno (4)

“Conoció Chile con siete meses. Ahora en octubre nos acompaña a Paraguay. Y muchos lugares de Argentina, como las Sierras de Córdoba, Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Santa Fe”, cuenta su mamá.

“Toy trabajando”

Con admiración, Luciana recuerda una anécdota con Lena: “En 2011 fuimos a Cosquín a hacer temporada y recuerdo que teníamos un hula hula para jugar. Lena los agarró y empezó a hacer. Nosotros siempre hacemos convocatoria cuando hacemos espectáculos callejeros, agitamos a la gente para que se acerque. Y ella se paraba en el medio de la pista a hacer hula hula, con 3 años, súper bien. La gente se acercaba, le sacaba fotos, y ella ¡ningún drama! Me acuerdo que me decía ‘toy trabajando’. De chiquita para ella fue normal tener que trasladarse con nosotros y ver cómo trabajamos”.

Lena Borgogno (5)

 

Te puede interesar

Te puede interesar