Revés histórico en La Haya: Bolivia no tendrá salida al mar

Más información 01 de octubre de 2018
La Corte Internacional de Justicia rechazó las pretensiones del gobierno de Evo Morales. Chile no tiene obligación de negociar.
evo_8

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ONU decidió este lunes, por 12 votos contra tres, que Chile no tiene obligación de negociar con Bolivia una salida soberana al mar, por lo que rechazó, de esta forma, una demanda que La Paz interpuso ante este tribunal en 2013. 

El fallo fue leído por el presidente de la corte, con sede en La Haya (Holanda), el somalí Abdulqawi Ahmed Yusuf, en presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales, y del agente que representó a la parte chilena, Claudio Grossman

SEBASTIÁN PIÑERA. Sigue el fallo en su despacho (AP).

El magistrado subrayó que en el curso del centenario contencioso, Chile no contrajo la obligación legal de negociar con Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico. Los veredictos de esta corte son vinculantes e inapelables.

Desazón en Bolivia

Los bolivianos recibieron con desazón la sentencia. "Es un golpe duro. Nadie la esperaba. Hay que continuar en el pedido de un diálogo hasta lograr nuestra salida al mar", admitió el historiador Andrés Guzmán Escobari

Las cadenas de televisión de Bolivia transmitieron en vivo la audiencia en La Haya, en la que el presidente de la CIJ, Abdulqawi Ahmed Yusuf, leyó en 91 minutos la sentencia del litigio planteado por Bolivia en abril de 2013 contra Chile ante este tribunal. 

También en las principales plazas de Bolivia se instalaron pantallas gigantes para seguir el acto en el Palacio de La Paz, al que asistió el presidente boliviano, Evo Morales, acompañado de los exmandatarios Guido Vildoso, Jorge Quiroga Ramírez y Carlos Mesa. 

"Sufrimos un traspié político en La Haya, eso está claro. Pero podemos seguir dialogando con Chile, al menos eso establece la sentencia de la Corte Internacional de Justicia", comentó el excanciller Gustavo Fernández a la televisora Unitel. 

"Esto es un lamentable revés para Bolivia. Espero que en Bolivia le pidan cuentas a Evo Morales por amarrar su carrera política a la justa del acceso al mar para su país. Algún costo tiene que tener lo que parece ser una debacle que no estaba, claramente, en sus cálculos", apuntó el analista internacional Roberto Castillo

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, junto con el equipo de ministros, siguió la audiencia en uno de los salones de la Casa Grande del Pueblo, la nueva sede del Gobierno de La Paz. 

"El boliviano que se alegre por el fallo de La Haya porque crea que significa una derrota de Evo Morales ha perdido los papeles y es despreciable. Luto en nuestros corazones. Oigo niños de escuela cantando el Himno nacional. Lloro", escribió el historiador Robert Brockmann en Twitter. 

La historia

Bolivia, que demandó a Chile ante la CIJ en 2013, perdió su principal salida al océano Pacífico a comienzos de la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883), hace ahora 139 años, cuando las fuerzas chilenas ocuparon el entonces puerto boliviano de Antofagasta.

Aquel conflicto bélico, que dejó miles de muertos, es conocido también como "la Guerra del Salitre" porque el control sobre los yacimientos de ese nitrato jugó un importante papel.

Bolivia, aliada con el Perú, perdió en ese entonces una costa marítima de unos 400 kilómetros de longitud y el departamento de Litoral, rico en guano, salitre y cobre. Ese territorio de 120.000 kilómetros cuadrados incluía el desierto de Atacama, el más árido del planeta. 

En 1904, ambos países firmaron un Tratado de Paz y Amistad para poner fin al estado de guerra que seguía existiendo entre ellos y que estableció de forma definitiva las fronteras de las dos naciones. 

Aquel incluía, entre otros, la obligación de Chile de construir un ferrocarril entre Arica y La Paz así como la concesión de créditos y de derechos de libre tránsito de productos bolivianos a puertos del Pacífico chileno. 

Mientras que Chile consideraba ese tratado plenamente vigente, Bolivia –que junto con Paraguay es el único país de América latina sin litoral marítimo– sostenía que la parte chilena lo incumplía constantemente.

A lo largo de los años, los sucesivos gobiernos de Bolivia habían exigido, hasta ahora sin éxito, negociaciones a sus pares chilenos para lograr una salida libre a la costa. 

evo_9

Finalmente, el 24 de abril de 2013 el Gobierno de La Paz interpuso ante la CIJ, el máximo órgano judicial de Naciones Unidas, una demanda que obligaba a Santiago a "negociar de buena fe y de forma efectiva a fin de llegar a un acuerdo que otorgara a Bolivia un acceso pleno y soberano al océano Pacífico". 

Chile objetó entonces la competencia del tribunal de la ONU. Sin embargo, el 24 de septiembre de 2015 la Corte se declaró competente en el caso y pidió que el proceso continuara con la presentación de fundamentos escritos por parte de Chile. Los equipos jurídicos de ambos países presentaron en marzo pasado los alegatos finales del litigio. 

Debido al centenario contencioso, los dos países mantienen relaciones diplomáticas sólo a nivel consular desde marzo de 1978. En aquel año fracasaron las negociaciones de los dictadores Hugo Banzer y Augusto Pinochet para intentar darle una salida al conflicto. 

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar