En un año se redujo el secuestro de motos pero aumentó la cantidad de muertos en accidentes

Local 23 de septiembre de 2018
Hasta agosto se habían retenido un 26,8% menos de motovehículos que en mismo período de 2017. Para el municipio es un dato significativo que representa un mayor uso de casco en la población. Sin embargo, según un abogado especialista, se superó la media anual de muertos en tránsito.
multimedia.normal.9662d1ff73d1df18.6d756c74696d656469612e6e6f726d616c2e62653561323162363130653130635f6e6f726d616c2e6a7067

Los funcionarios del Ejecutivo local destacan los resultados de la implementación del Programa Municipal de Cultura Vial. Resaltan que el vecino comenzó a utilizar mucho más el casco de seguridad a la hora de conducirse en motocicleta y esto lo ven reflejado en números: en un año bajó un 26,8% la cantidad de secuestros de motovehículos en controles vehiculares.  

Se tratan de estadísticas de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad, que subrayan que en agosto de 2018 se retuvieron 699 motocicletas, 256 menos que en el mismo período de 2017 (donde se secuestraron 955).

“Esto nos da un dato muy significativo-remarcó el secretario de Gobierno, Gustavo Piscitello-, hemos bajado la cantidad de retenciones porque hay mayor uso del caso y colocación de patentes, además de más cumplimiento a la hora de llevar la documentación necesaria”.

Para el funcionario se tratan de “pequeños grandes resultados” que se deben profundizar. “Estamos convencidos de que el Programa Municipal de Cultura Vial genera buenos resultados, estamos por el buen camino y estos indicadores nos dan esa pauta. Por eso vamos a seguir profundizando la educación y en el uso del casco”, insistió.

“Tristeza y bronca”

Consultado sobre las 13 muertes registradas en accidentes de tránsito durante este 2018, Piscitello no ocultó su “tristeza y bronca” al tener que lamentar dichos decesos.

Hay una parte de la población, sobre todo los jóvenes, que son muy reacios a la utilización del casco, pese a los mensajes fuertes y claros que estamos bajando. Estas muertes que se han producido fueron ni más ni menos que por la no utilización del casco. Por supuesto que nos genera tristeza y bronca porque no tendríamos que lamentar estas muertes”, apuntó.

Por otro lado resaltó otro dato estadístico proveniente del servicio de terapia intensiva del Hospital Iturraspe: “Desde el año 2016 a la fecha ha disminuido la cantidad de pacientes con politraumatismos en el Hospital. Uno no desconoce estos hechos lamentables y trágicos, pero todo el programa conlleva la concientización por parte de la ciudadanía”.

Por otro lado remarcó que los controles vehiculares continuarán y sobre todo basados en un trabajo estadístico presentado por la licenciada Ana Amé al Concejo Deliberante. “Hemos tomado ese informe y hemos ido agregando los lugares que allí se señalaban, tanto en la zona sur como en la zona norte”, sostuvo.

Según el funcionario se realizan entre dos y tres controles semanales entre Policía municipal y de la Provincia, sin contar los procedimientos interfuerzas que se realizan los fines de semana y en cercanías a los locales de esparcimiento nocturno.

“Aumentó la siniestralidad”

Para el abogado especialista en tránsito Marcelo Chiabrando, la situación vial en la ciudad crítica y en agosto se superó la media anual de muertos por este tipo de casos.  

“A mí lo que me da mucha tristeza es el resultado de las políticas, es decir, estamos en septiembre y tenemos 13 muertos, cuando la media anual es entre 10 y 11 muertos. Es decir, ya superamos la cantidad de muertos que se producen en todo el año”, graficó Chiabrando.

Y luego disparó: “Cuando la Municipalidad contrató al CESVI (Centro de Experimentación Vial), lo hizo con la intención de bajar la siniestralidad, hace dos años que estamos pagando esos servicios y los resultados no son positivos porque aumentó la siniestralidad”.

Si bien el letrado valoró los trabajos que se realizan en los controles vehiculares, instó a que se profundicen y que se comprometa a toda la comunidad. “Evidentemente hay que reforzar, no solo las charlas, sino trabajar con toda la comunidad educativa en las escuelas, con todos los niveles y que los maestros sean los transmisores de la información. La idea es formar a los maestros para que transmitan ellos los conocimientos, pero a su vez, comprometer a toda la comunidad educativa porque diariamente nos encontramos con padres que llevan a los chicos sin casco o frenan en doble fila; entonces vemos que no hay un compromiso general y que realmente hay que accionar para que, de alguna manera esto se active”, subrayó.

Exigir conocimientos

Chiabrando pidió cambios a la hora de entregar las licencias de conducir: “Creo que realmente aquellos que busquen obtener sus carnets deberían estudiar para sacarlo, es decir, que se exijan conocimientos. Hoy hay un examen, donde los chicos van y rinden, pero me gustaría ver cuántos rinden mal”.

Por último también reclamó controles “más direccionados” para modificar la conducta colectiva.

Te puede interesar

Te puede interesar