“Me gusta el asado y el mate”, reconoce un lituano en San Francisco

Local 23 de septiembre de 2018
Un adolescente de Lituania llegó a nuestra ciudad en el marco de un intercambio cultural. Vivirá junto a una familia local por 10 meses.
IMG_7933

Desde mediados de agosto, San Francisco alberga a Kasparas  Apšega, un adolescente lituano de 16 años que se encuentra de intercambio cultural en nuestra ciudad.

El joven llegó al país el pasado 20 de agosto a través de un plan de viaje gestionado por Youth for Understanding (YFU), una organización que busca promover la paz  entre los países del mundo.

Convivirá los nueve meses restantes en una vivienda de barrio Ciudad con la familia de María del Carmen Gallegos y Marcelo Olivera.

Entre clases y deportes

Kasparas asiste al IPEA Nº 222 “Agrónomo  Américo Almes Milani” de lunes a viernes desde las 8 hasta las 17.

En diálogo con El Periódico, contó que no le es difícil relacionarse con los compañeros a pesar de no tener conocimientos del idioma.

Sin acceder a cursos para aprender el lenguaje, el joven manifestó que trata de aprovechar la experiencia diaria para ir conociendo el español y la cultura sanfrancisqueña. Además, confesó que le gustaría conocer Bariloche y Cataratas.

El adolescente agregó que le encanta el centro de la ciudad y la actividad que propone. Hay que recordar que con sólo un mes de estadía,  Kasparas ya practica tenis los lunes, miércoles y jueves. Por otro lado, los martes entrena en rugby. 

IMG_7935

A su vez, la fiesta es otra de las cosas que le gustó al lituano luego de conocer unos de los boliches de la ciudad con sus compañeros de la secundaria.  En su país natal esto no es posible teniendo en cuenta que el ingreso a bares y pubs es exclusivo para mayores de 21 años. 

En lo que respecta a la comida, Kasparas admitió que le gusta el asado y el mate.  A diferencia de Argentina, en Lituania se consume más verduras y menos grasas, contó.

¿Cómo llegó a San Francisco?

El joven arribó a la ciudad a través de un plan de viaje gestionado por Youth for Understanding (YFU), que quiere decir “Juventud para el Entendimiento”. La organización no persigue fines de lucro, ni responde a filiaciones políticas, religiosas y raciales. Su propósito es promover la paz  entre los países del mundo y el intercambio cultural. El programa está dirigido  a jóvenes que cursen sus estudios secundarios y que estén dispuestos a convivir con una familia lejos de su país natal.  

¿Sólo aprende el estudiante de intercambio?

María del Carmen Gallegos es la encargada de alojar al joven lituano. En sus palabras, comentó que la experiencia es satisfactoria para Kasparas pero también para su familia. Su esposo, Marcelo Olivera, y su hijo de 12 años, Tomás, aprenden diariamente de las costumbres del adolescente proveniente del país europeo.

Te puede interesar

Te puede interesar