Futuras mamás: consejos para un manejo seguro

Salud 17 de septiembre de 2018
Cuál es la posición correcta, de qué manera se debe colocar el cinturón, y cuándo se recomienda dejar de conducir.
HyHHR1wv7_1200x0__1

Especialistas en seguridad vial brindan una serie de consejos y recomendaciones para las futuras mamás que conducen a diario.

El uso del cinturón de seguridad durante el embarazo es obligatorio, pero no pasa por un tema netamente legal, lo más importante es proteger a la futura madre y al hijo por nacer que lleva en su vientre.

¿Se puede conducir durante el embarazo?

Sí. Aunque es el médico quien tiene la última palabra, y esto se debe a que existen trastornos propios del embarazo, cambios en niveles de azúcar de la sangre, modificación en la tensión arterial, alteraciones circulatorias, en la visión, trastornos a nivel digestivo como náuseas, etc. Por eso los profesionales de la medicina coinciden en dividir la conducción durante el embarazo, en tres trimestres: en el primero, no se sufren grandes modificaciones desde lo físico, por lo que no es necesario ajustar los mandos del vehículo, pero hay síntomas, propios del embarazo que se hacen presentes mediante trastornos del sueño, náuseas, vómitos, cansancio, etc.​

El segundo y tercer trimestre, los cambios físicos se hacen evidentes y es fundamental en esta etapa, que asiento y volante sean reajustados cada vez que sea necesario.

Respecto al último mes de gestación, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) señala que "una mujer embarazada de nueve meses es una persona poco ágil debido a la dimensión de su abdomen, por lo que todos los movimientos, sobre todo delante de un volante, van a ser más lentos, con lo cual, va a tener menos posibilidad de maniobra".

H1VFpkwwm_720x0__1

¿Cuál es la manera correcta de ajustar el cinturón?

La banda inferior pélvica (la cinta horizontal) del cinturón debe quedar lo más baja posible y bien ceñida a la pelvis, y nunca sobre el estómago ni el vientre. La panza debe quedar libre para que, en caso de siniestro, el cinturón actúe sobre la pelvis y no sobre el útero directamente.

Al mismo tiempo la banda superior torácica (la cinta vertical oblicua) debe bajar cruzando el centro del hombro entre los senos y sobre el esternón, evitando que quede situada encima de únicamente uno de ellos. Luego, acomodarlo por sobre las costillas por fuera del vientre para que no ejerza presión sobre éste.

En caso de viajar en la plaza trasera se recomienda utilizar los cinturones de seguridad de tres puntos que, en general, están ubicados en los asientos contra las puertas (hay vehículos que cuentan con este sistema de sujeción también en el asiento del medio).

¿Cómo regular el asiento correctamente?

Se recomienda mantener una distancia de 25 centímetros entre el centro del pecho y el volante. A medida que el abdomen crezca durante el embarazo se deberá ajustar el asiento para mantener esa distancia mínima. También es indispensable asegurarse de llegar a los pedales cómodamente y sin esfuerzos.

Fuente: Mamás y Niños Seguros y CESVI Argentina

Te puede interesar

Te puede interesar