La Universidad Nacional de Villa María corre riesgo de no poder pagar la luz ni el gas

Educación 28 de agosto de 2018
Las autoridades universitarias se mantienen en diálogo con la Nación, a la que le reclaman de manera constante los fondos que adeuda. “La situación nos imposibilita seguir funcionando normalmente”, manifestó el rector Luis Negretti
p5-f1-9-696x435

La crítica situación financiera que atraviesa la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) está llegando a niveles nunca experimentados en las dos décadas de trayectoria que tiene el espacio educativo.

Es que si, durante esta semana, el Gobierno nacional no remite los fondos que le adeuda a la casa local de altos estudios, las autoridades admitieron que no podrán afrontar el pago de los servicios (luz y gas), como tampoco cumplir con los honorarios de los profesionales contratados.

“El atraso presupuestario no sería el problema, ya que en otras oportunidades ha habido demoras de entre 60 y 90 días. El drama es que se ha afectado a otros desembolsos y pagos, como, por ejemplo, los que corresponden a la sede de San Francisco”, indicó el rector de la UNVM, Luis Negretti.

“Está acordado por resolución y todo firmado, pero no nos mandan los recursos. Entonces nosotros vamos cubriendo de otras partidas, intentando no llegar a un cuello de botella, pero resultó imposible”, subrayó el mandatario académico en diálogo con EL DIARIO de Villa María.

“La situación nos imposibilita seguir funcionando normalmente”, advirtió el consultado.

“Estamos esperando que en las próximas horas o días, como máximo, nos remitan algo de todo lo que nos deben para hacer frente a las obligaciones que se nos vienen ahora, en los primeros días de septiembre”, agregó.

Facturas, alquileres y honorarios

Según puntualizó Negretti, las facturas de agua, luz, alquileres y hasta los honorarios de algunos profesores y no docente contratados no podrán liquidarse sin los fondos nacionales que hasta el momento no llegan.

“Tenemos un problema financiero. No nos están mandando los recursos para el funcionamiento -enfatizó el rector-. Tendríamos que elegir entre qué podemos pagar y qué no, pero la realidad es que hay cosas que hoy no podemos solventar”, admitió.

En otro tramo de la conversación sostenida con este medio, Negretti sostuvo que si bien presupuestariamente ha habido muchas restricciones, este no es el dilema central que sufre la UNVM

“Nosotros hemos gastado el dinero de acuerdo al presupuesto asignado. Lo que ocurre es que el atraso en el envío de los fondos en algunos rubros ses tanto que nos impide hacerle frente a algunas obligaciones”, manifestó el principal referente del Rectorado.

“Nos mantenemos en diálogo permanente con la Nación para que nos mande algo y que nos ayude a resolver aunque sea temporariamente los problemas que estamos teniendo -expuso el entrevistado por este matutino-. Son todas deudas las que la Nación tiene con nosotros. No estamos pidiendo plata nueva ni auxilio o refuerzo; todo lo que pedimos es lo que está asignado al presupuesto”, aclaró Negretti.

“Esto de no poder pagar la boleta de la luz nunca nos había pasado. Hubo atrasos circunstanciales, pero siempre surgió otra partida, programa u obra, que veía un dinero y podíamos ir pagando en períodos”, sostuvo el representante principal de la UNVM.

Fuente: El Diario

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar