Con alas propias: otro vecino de la ciudad construye su propio avión

Motor 18 de agosto de 2018 Por
Se trata de Víctor Dona, que comenzó a fabricar un prototipo de aeronave. Todo lo hecho hasta el momento fue realizado “a mano” y con mucha fuerza de voluntad. Hace unos años otro sanfrancisqueño también creó su propio avión de manera artesanal.
DSC00024
Dona construye su avión desde 2005.

Primero, fue aprender a volar. El objetivo se cumplió, pero con el tiempo se fue haciendo más ambicioso. Así, desde 2005 Víctor Dona decidió hacer su propio prototipo y adquirió unos planos de un Zenith STOL CH 701, que le compró a un hombre de Córdoba para poner manos a la obra. “La idea surgió hace muchos años solamente que no se daba la posibilidad”, contó Dona.

En el momento en que decidió comenzar a construir, Dona ya tenía conocimientos de vuelo. Había aprendido a pilotear gracias a la predisposición de unos amigos que tenían dos aviones en un club privado. Sin embargo, el tornado de 1987 hizo que parte del galpón cayera arriba de los aviones, entonces Dona siguió volando con algunos amigos que estaban homologados como pilotos en el Aero Club. “Yo fui piloto, pude volar solo muchas horas en el avión de ellos, pero nunca tuve la homologación de piloto”, detalló.

DSC00027

Con los planos en su mano, en 2005 comenzó a fabricar. “Los planos son de un avión cuya fábrica está en Canadá, entonces el hombre que me los vendió los pasó a milímetros, porque allá usan el sistema por pulgadas. Y empecé a comprar materiales, lo que estoy haciendo es todo metálico remachado. Compré un motor de auto, un Volkswagen de una combi modificado a 1800 cc que había estado puesto en un auto de carrera”, manifestó el hombre.

Hasta el momento, el constructor trabajó sólo. “Todo lo que hice hasta ahora lo hice solo, no había nadie que me ayudara, hasta el año pasado en que apareció un señor con algunas ideas locas como las mías. Hemos trabajado algunas horas juntos en otro taller. Y hace poco hablé con él para que empecemos la actividad de nuevo. La semana que viene lo vamos a seguir. Todos los años hacemos un poquito”, apuntó Dona.

DSC00030

Características

El modelo que construye Dona en un galpón que tiene detrás de su casa es una aeronave denominada Zenith STOL CH 701 de doble comando, es decir, para dos personas.

Mide entre 8 y 10 metros de punta de ala a punta de ala y unos 5,60 metros de largo.

Hasta el momento está terminada la mitad del fuselaje y un ala y media. Las demás partes están hechas, solo que falta mano de obra para ensamblarlas y pulir detalles.

Es de destacar que todo el avión está fabricado a mano. “Lo único que se compra hecho es la bulonería, los remaches, que me los provee una firma de Santo Tomé”, afirmó Dona.

DSC00016

Y reveló que uno de los motivos que lo detiene en su objetivo es el costo de los materiales. “La bulonería aeronáutica no es nada que ver con la bulonería de la ferretería.  Todo es bastante especial y tiene su costo, por lo general son materiales caros”, expresó.

Sobre el modelo

El modelo Zenith STOL CH 701 pertenece a la familia de aviones STOL livianos, diseñados por el ingeniero aeronáutico canadiense Chris Heintz a través de su empresa con sede en Midland, Ontario, Zenair.

El CH 701 voló por primera vez en 1986 y el diseño todavía está en producción en 2018.

asi seria el terminado
Así quedaría el modelo terminado.

Pionero

Andrés Calcagno es otro vecino de la ciudad que con técnicas artesanales y recursos propios construyó sus propias aeronaves. Su primer trabajo fue un modelo experimental basado en los planos de un Piper J3 adaptado a un PA11.

Te puede interesar

Te puede interesar