Rosario: toda una familia murió por monóxido de carbono

Policiales 11 de agosto de 2018
Eran una pareja y sus dos hijos adoptivos. Creen que fue por la mala combustión del calefón de su departamento.
S1O8E1aSQ_930x525__1
El edificio del macrocentro de Rosario donde murió una familia (Juan José García)

Una familia rosarina con dos hijos adoptivos fue hallada sin vida esta sábado a la mañana en su casa del macrocentro, donde los investigadores sospechan que fallecieron tras inhalar monóxido de carbono. La causa habría sido la mala combustión del calefónde la vivienda, ubicada en el segundo piso de un complejo de tres torres.

La tragedia golpeó duro a la comunidad del Club Universitario, donde por la mañana esperaban que Sergio Villamea llegara para llevar a jugar al rugby a su hijo Ignacio. El arquitecto de 56 años y el nene de 11 nunca arribaron al predio del barrio Las Delicias, lo que encendió la alarma entre sus amigos y luego provocó que la conmoción se adueñara de la cuadra, cuando la Policía y los Bomberos fueron a revisar el inmueble ubicado en Italia al 1400.

Tras inspeccionar el departamento, el fiscal Donato Trotta confirmó que Karina Duvnjak era la única que había sido hallada en su cama. Tanto su marido como su hijo y la pequeña Renata, de 5 años, yacían en el sector de paso entre el baño y los dormitorios que dan a la calle. La mujer de 49 años trabajaba en una veterinaria y era reconocida por su trabajo como referente del Grupo de Padres Adoptivos y en Espera a nivel local.

Nacida en San Nicolás, la madre adoptiva de los niños sufrió una muerte silenciosa que se confirmó cuando los investigadores consiguieron atravesar la puerta de entrada, ya que no había familiares cercanos que tuvieran llaves para ingresar. Una vez que Litoral Gas cortó el suministro al domicilio, los efectivos constataron que las estufas de tiro balanceado estaban calientes aún, aunque los encargados de revisar el lugar señalaron que dichos equipos funcionaban adecuadamente y subrayaron que “no se constató ninguna ventilación” en los ambientes.

Trotta descartó que hubiera una pérdida de gas dentro de la vivienda y apuntó en forma preliminar a la instalación con la que funcionaba el calefón, la cual provocó que incluso el perro de la familia muriera asfixiado. “El artefacto tiene una salida adosada a un purificador, lo que hace el efecto inverso a la salida de aire del calefón”, detalló el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) mientras se retiraba de la escena en el que estuvo trabajando la Policía de Investigaciones (PDI) tras el arribo de personal de la Comisaría 2°.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Te puede interesar