Pasó el debate, pero la discusión sobre el aborto quedó instalada

Local 11 de agosto de 2018 Por
Desde el sector público aseguran que se realizan decenas de consultas anuales sobre deseos de interrupciones voluntarias de embarazos. Por su parte, para los grupos feministas, con la instalación del tema en agenda la lucha "está ganada", mientras que para la Iglesia "queda mucho por hacer".
rJQOCE_BQ_860x575__1

La discusión histórica llevada a cabo esta semana en el Senado que terminó con el rechazo a la legalización a la interrupción voluntaria del embarazo puso en agenda el tema del aborto y volvió a sembrar la duda acerca de estadísticas a nivel local.

Votacion-aborto

Estimar las cifras es difícil, habida cuenta de que se trata de una práctica que como ilegal se realiza de manera clandestina y, al estar penalizada, no deja registros oficiales.

Sin embargo, desde el área de Ginecología y Obstetricia del Hospital J. B. Iturraspe se animaron a dar números, siempre estimativos y basados en las experiencias profesionales, que reflejarían parte de lo que sucede en nuestra ciudad y zona de influencia.

Muchas consultas anuales

KOHAN BOC (2)
Saúl Kohan Boc, jefe de dicho servicio, recordó que el nosocomio no solo atiende consultas relacionadas al aborto sino sobre todo el abanico que implica.

“Es variable, se manejan entre tres y cinco consultas por semana. A la vez hay un consultorio de planificación familiar que recibe entre cinco y diez consultas por semana sobre temas en general”, comentó.

Así, estimó que pueden haber entre 20 y 30 consultas anuales referidas puntualmente al tema solo en el sector público.

“No es algo continuo, es variable, en mi práctica personal ya sea pública como privada, podría decir que recibo consultas de esa índole dos o tres veces por semana, unas 50 o 100 consultas anuales, es un motivo de consulta frecuente”, aseguró.

Sin números oficiales

El doctor lamentó: “Acá el problema es que no podemos diseñar políticas públicas coherentes porque no tenemos números. Todos los números que se manejan son estimados. Los números que tenemos acá son esos. Probablemente haya entre 50 o 100 consultas o tal vez más”.

Sobre las prácticas que sí llegan a su fin, Kohan brindó una estimación: “En el hospital tenemos alrededor de 700 nacimientos por año y sabemos que en Argentina hay entre 700 mil y un poco más de nacimientos por año y hay la mitad más o menos de abortos. Y en toda nuestra zona de influencia no tenemos por qué pensar que puede haber menos de 200 abortos al año. Y hay gente que llega a la consulta y gente que no, que hace lo que puede”.

Particularmente, en lo que tiene que ver a abortos legales, aseguró que se practicaron entre siete y ocho en los últimos dos años.

“Lo que hacemos en los casos que cumplen las causales para interrupción legal del embarazo (causal salud, causal violación) se aplica el Código Penal, por lo menos nosotros hacemos así en nuestro servicio, respetando absolutamente la objeción de conciencia todo lo que dice en el marco legal”, detalló.

Y explicó que desde que se aplica el fallo F.A.L. de la Corte Suprema, se practicó un aborto por causa de violación mientras que sumándole aquellos practicados por cuestiones en que peligraba la salud de la madre se llevaron a cabo entre siete y ocho.

“Las mujeres abortamos igual”

emilia pioli - socorro rosa

En 2017 Socorro Rosa- un grupo activista que brinda información y acompaña a mujeres que deciden abortar- se reunió con 40 mujeres que manifestaron su decisión de abortar. Emilia Pioli, de la organización, fue tajante al afirmar que los abortos existen y explicó cómo trabajan.

“La realidad es que los abortos en Argentina y en muchos otros países está penalizado si no es bajo ciertas causales pero las mujeres abortamos igual”, dijo. Y comentó que trabajan con una línea pública en donde las mujeres pueden comunicarse para solicitar a información.

“Actualmente la línea pública está habilitada de lunes a viernes de 14 a 22. Las edades varían, desde jóvenes de 18 a 20 años hasta mujeres de 38”, afirmó.

Y apuntó que las consultas tienen que ver, principalmente, sobre cómo conseguir medicación para la práctica domiciliaria, antes de aclarar que desde Socorro Rosa no la comercializan.

“En 2017 hemos hecho estadísticas y nos reunimos con 43 mujeres y 40 se volvieron a contactar”, aceptó.

Por último, opinó que para ellas la lucha “ya está ganada”. “Para el feminismo la lucha está en las calles, hemos sacado los abortos del closet, hemos hablado de aborto en las escuelas, en las casas, en el Congreso, con nuestras parejas y eso ya es ganar para nosotras”, cerró.

“Hemos hecho poco, quedan cosas por hacer”

OBISPO (1)

En medio del debate, el obispo Sergio Buenanueva admitió que aún “quedan cosas por hacer” y aventuró a trabajar en conjunto con evangelistas.

“Creo que con la maternidad vulnerable, la defensa de la vida, una de las cosas que ha salido a la luz es que quedan muchas cosas por hacer y hemos hecho poco tal vez, y tenemos que ponernos más de acuerdo para seguir trabajando todas las comunidades católicas y no católicas”, admitió.

Para el obispo, si bien se insiste con la defensa del niño por nacer, la maternidad “vulnerada” tiene que encontrar “otro tipo de respuestas” por parte del Estado. “Están en danza varios proyectos de ley que sin legalizar el aborto me parece que atienden a muchas de las causas que pueden llevar a esta dramática decisión”, concluyó.

Te puede interesar

Te puede interesar