Un grave accidente no le impidió terminar la secundaria: ahora quiere ser electricista

Local 08 de julio de 2018
Es el caso de Ignacio Funes, que en agosto de 2017 sufrió un accidente que casi le cuesta la vida. Meses después se decidió a rendir la última materia que le faltaba para terminar el secundario. Hoy sigue su recuperación y quiere trabajar como electricista.
IMG_5402
En medio de su rehabilitación, Ignacio se recibió de técnico electricista.

En agosto de 2017 Ignacio Funes (22) sufrió un grave accidente con su motocicleta en avenida Cervantes, frente al boliche Runa. Pese a que tenía el casco puesto el golpe fue tan fuerte que estuvo al borde de la muerte y pasó varios días en coma. Gracias a su juventud y a sus ganas de lucharla pudo salir adelante y entonces quiso afrontar las materias pendientes de su vida: decidió terminar el secundario para recibirse como técnico electricista, profesión que desea ejercer. 

Ignacio había terminado de cursar sus estudios secundarios en 2015 en el IPET Nº 50 Emilio F. Olmos, aunque no había podido recibir su título por una materia pendiente de quinto año. Tras el accidente y después de una larga y trabajosa rehabilitación -que todavía continúa-, el joven decidió hacerle frente a su asignatura pendiente: rendir Química.

“No quería que me quede en la conciencia el no haber terminado el secundario por una materia. Una vez que estuve estable, que podía caminar, moverme en un ochenta por ciento, dije ‘voy a intentar prepararme’. Mi accidente era reciente y quería saber si lo que yo aprendía me lo acordaba”, le contó Ignacio a El Periódico.

Ignacio recordó que en la adolescencia las materias le costaban como a cualquier joven, el problema, tal vez, era que había terminado su cursado en 2015. “Me acordaba bien de algunas cosas así que me estuve preparando apenas me fui a inscribir en el colegio. El director, las preceptoras y las profesoras sabían por lo que pasé, pero quería demostrarles que me sentía bien y que podía. Que tal vez me iba a llevar un poco más de tiempo que los demás pero lo podía hacer”, aseguró.

IMG_5399

Meta

El pasado miércoles Ignacio obtuvo un seis en Química y pudo cumplir ese objetivo pendiente. Ahora se ilusiona con seguir estudiando, perfeccionándose en lo que sabe de electricidad, aunque reconoce que todavía le queda una larga recuperación por delante para poder desempeñarse solo de una mejor manera.

“Quiero estudiar, hacer cursos y aumentar todos los conocimientos tengo. Para más adelante poder trabajar de lo que me gusta que es todo lo relacionado a la electricidad”, dijo.

 

Un poco más de tiempo

El director del Ipet 50, Jorge Tomé Seif, se mostró contento con el logro de Ignacio y sobre todo de verlo recuperado y luchando por su futuro. 

“Estamos contentos primero de que se haya recuperado y que haya vuelto a casa (por la escuela), nos causó una muy grata impresión cuando él hace unos meses vino a anotarse y una alegría y que siga adelante queriendo superarse. La escuela está muy orgullosa de participar en su proyecto y en su continuidad de vida”, resaltó Tomé Seif.

El docente recordó el único pedido que les hizo Ignacio: “Nos aclaró enseguida que necesitaba un poquito de tiempo más por su condición, nada más. Pero es algo que paso a paso lo va a ir superando como lo hizo con otras dificultades”, finalizó el directivo.  

El accidente

Ignacio Funes había sufrido lesiones de carácter reservado el 6 de agosto de 2017 al chocar la motocicleta Brava 150 cc que conducía con un auto que se encontraba estacionado en la avenida Cervantes al 4800.

Pasó al menos nueve días en terapia intensiva en estado delicado y poco a poco fue recuperando el conocimiento. Si bien hoy cuenta con algunas leves secuelas motrices y en el habla, el joven puede desempeñarse solo y se encuentra con muchas ganas de salir adelante.

Te puede interesar

Te puede interesar