Pequeñas luchadoras

Local 07 de julio de 2018
Femi Aliades es la primera organización adolescente feminista de la ciudad integrada por chicas que van desde los 12 a los 20 años. Militan para empoderar a las mujeres y apuestan por una sociedad igualitaria y tolerante.
IMG_5380edi
Paulina e Irina, dos pequeñas luchadoras por los derechos de las mujeres.

Son alrededor de 40 adolescentes las que conforman Femi Aliades, primera agrupación feminista que aglutina chicas de entre 12 a 20 años de la ciudad. Todo se inició como una charla para debatir sobre sus derechos y así fueron construyendo el espacio. El pasado fin de semana tuvieron su primera gran actividad al organizar, junto a otras agrupaciones, la primera marcha de orgullo LGBTIQ+ en San Francisco.

Paulina (13) e Irina (15), dos de las almas fundadoras de Femi Aliades, le contaron a El Periódico sobre el nacimiento de la agrupación y sobre sus luchas, que aseguraron, recién comienzan.

“Cierto día estaba hablando con una amiga y nos propusimos armar la primera organización adolescente feminista de la ciudad y creamos el grupo. Empezamos a buscar gente y se fueron sumando. Somos de distintas escuelas, diferentes edades, nos conocimos por el feminismo”, relató Paulina.

En este sentido Irina añadió que “cuando empezás a informarte te das cuenta que hay muchas cosas por las que reclamar y pelear”.

Militancia diaria

Ambas reconocieron que la militancia por el feminismo es diaria, ya sea en la calle, en la escuela como en la familia.  

“Todo el tiempo se milita y se reciben comentarios buenos y malos, algunos se sorprenden otros te felicitan, los profesores se sorprenden. Creemos que en la ciudad se está abriendo un poco la cabeza de la gente, pero todavía hay muchas personas a las que les cuesta aceptarnos”, sostuvo Paulina.

Al respecto, Irina agregó: “Por ahí también está aquel que te dice que somos muy chiquitas y nos quieren mandar a estudiar, pero nosotras también estudiamos y también queremos militar y eso no está mal”.

Motor de lucha

En el camino de la militancia feminista las adolescentes se fueron encontrando con un montón de trabas, insultos y agravios, sin embargo para ellas significa un impulso para continuar sus reclamos. “No nos duelen los insultos, nos dan más ganas de luchar. A muchos les molesta que nos movamos y que estemos cambiando las cosas”, coincidieron.

La primera marcha

Junto a otras organizaciones Femi Aliades impulsaron la primera marcha en reclamar por los derechos de la comunidad LGBTIQ+, en la defensa de la identidad sexual de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales, para apostar por una sociedad igualitaria y tolerante.

Para las adolescentes se trató de un éxito y de un antes y después en la comunidad local.

El debate en las escuelas

A las chicas les resulta complicado que varios de sus compañeros de escuela entiendan su militancia. “Son contados los casos que te dejan defender y debatir con ellos sobre feminismo y sobre la legalización del aborto. A veces los debates terminan en insultos a nosotras, pero no nos intimida. La lucha existe desde hace muchísimos años y no por comentarios va a dejar de existir, es más, se hace más fuerte”, consideraron.

Te puede interesar

Te puede interesar